Bolivia en la CIJ: Chile creó red de canalización de aguas subterráneas para aumentar el flujo del Silala de manera artificial

Bolivia en la CIJ: Chile creó red de canalización de aguas subterráneas para aumentar el flujo del Silala de manera artificial

La Haya, Países Bajos, 04 de abril (ATB Digital).-  Bolivia presentó hoy en la mañana en La Haya, sus primeros alegatos orales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la demanda chilena referida al uso de las aguas del Silala y reiteró que el vecino país aumentó el caudal de aguas que llega a su territorio gracias a una red de canalización subterráneas y artificiales.

“El Silala no puede ser descrito puramente como un curso de agua internacional natural; el Silala es en la actualidad y lo ha sido durante casi 100 años, un curso internacional de agua singular con caudales superficiales aumentados artificialmente”, afirmó Gabriel Eckstein, abogado y geólogo, que forma parte de la defensa de Bolivia ante la CIJ.

El experto, en ese sentido, fue enfático en señalar que Chile “unilateralmente” creó una red de canalización de las aguas subterráneas que vienen de Bolivia para aumentar el flujo de agua de manera artificial y, asi, aumentar la cantidad del líquido vital que llega hasta su territorio.

Señaló, por ejemplo, que hasta 1977 Chile recibía 75 litros de agua por segundo proveniente del Silala y la cantidad aumentó a 160 litros por segundo en la actualidad, gracias al flujo “artificial” resultado de la mencionada calaización.

“El Silala es un curso de agua cuyos flujos fronterizos fueron modificados y cuyo volumen de agua en caudales de superficie se ha incrementado mediante desviación de agua subterránes”, resaltó.

En esa línea, Eckstein afirmó también que la red de canalización chilena provocó un daño importante a los bofedales bolivianos. Aseguró que el drenaje habría secado este frágil ecosistema, reducido su extensión y afectado la flora y fauna nativas.

Por su parte, el representante nacional en La Haya Roberto Calzadilla, acusó a Chile de intentar dar la impresión de ser “víctima” de violación de obligaciones internacionales por parte de Bolivia.

“El pasado viernes, Chile ante la Corte intenta crear la impresión que Chile es una víctima de violación de obligación internacional por mi país (…). Esto no es verdad. Bolivia presentó sus alegatos y argumentos irrefutables en esta situación”, dijo Calzadilla.

Incluso, el representante boliviano señaló que el país no encontró en Chile una  intención de negociar en “buena fe” y destacó que la demanda del vecino país se ha reducido “significativamente”, lo que, a su criterio, hace cuestionar si este es un caso que debe ser decidido por la CIJ.

“En su réplica, Chile ha reconocido que su caso se ha reducido significativamente en comparación a cuando presentó el caso el 2016 (…) Cabe preguntarse si todavía hay alguna controversia legal genuina en relación con el caso presentado por Chile o, si por el contrario, los puntos de desacuerdo son de tal naturaleza que se podrían resolver  a través de negociaciones diplomáticas y estudios conjuntos”, afirmó.

En esa misma línea, el abogado Mathias Forteau señaló que si bien ambos países coinciden en señalar que el Silala es un río internacional, hay una diferencia sustancial: Chile lo considera como un curso de agua natural y Bolivia resalta que es un curso de agua que resulta de una extensa red de canales artificiales que aumentan su flujo.

Forteau, asimismo, dejó en claro que Bolivia nunca tomó medidas para privar a Chile de las aguas del Silala y que, por lob tanto, el vecino país no tenía motivo para demandar a Bolivia.

Finalmente, el abogado Alain Pellet, a tiempo de ratificar la posición boliviana, hizo eco de la posición chilena respecto a que estaría de acuerdo con que Bolivia “desmantele” los canales por los cuales fluyen las aguas del Silala y señaló que ello significa que Chile también acepta las posibles consecuencias que tal acción tendría en su país.

“Bolivia tiene la firme intención de proceder a la revitalización de los bofedales y el Gobierno cree que la mejor manera de hacerlo es procediendo al desmantelamiento de las instalaciones, aunque sepeude considerar otras posibilidades posiblemente más costosas”, acotó Pellet.

Cabe recordar que la fase de los argumentos orales por el caso del Silala que enfrenta a Chile y Bolivia se alargarán hasta el 14 de abril.

Página procesada en: 1,12 segundos.
Tiempo: 1.1471 segundos.