El Gobierno rechaza ultimátum de Cumbre cruceña y acusa a Camacho de buscar confrontación

El Gobierno rechaza ultimátum de Cumbre cruceña y acusa a Camacho de buscar confrontación

La Paz, 16 jul 2022 (ATB Digital).- El vocero presidencial Jorge Richter se fue a Santa Cruz y desde ahí respondió a las exigencias y amenaza de paro de los asistentes a la regional Cumbre del Censo. Consideró contraproducente que pidan diálogo y amenacen, pero también cuestionó el accionar del gobernador Luis Fernando Camacho por pretender justificar su inasistencia a la reunión autonómica con la confrontación.

Dentro de la reunión del martes del Consejo Nacional de Autonomías (CNA), que acordó aplazar el censo de noviembre para 2024, “se ha tomado decisiones en consenso y viene una persona que no quiso asistir (a la CNA) y que no quiso trasladar las inquietudes del departamento y busca solucionar confrontando a una región con el resto del país, eso es una irresponsabilidad”, sostuvo.

En la Cumbre Departamental por el Censo de Santa Cruz se dio un plazo de cinco días para abrogar el decreto que aplazó hasta el 2024 el censo de población y vivienda, caso contrario  amenazan para el lunes 25 de julio con un paro cívico de 24 horas. También acordaron un censo departamental y un presupuesto de 2023 con proyecciones poblaciones del INE.

Richter ofreció una conferencia de prensa en la capital oriental en la que rechazó el ultimátum lanzado en la cumbre del viernes, donde los diferentes asistentes exigían paro cívico y Camacho planteaba un paro escalonado.


“No es que se esté minimizando (el paro), porque no se pondera lo que puede significar una movilización. La diferencia es que no es correcto querer soslayar a otras gobernaciones y municipios del resto del país si como si esa población y esos gobiernos locales y departamentales no tuvieran valor”, cuestionó.

Solo Camacho no asistió a la reunión del martes de la CNA, en la Casa Grande del Pueblo, que estuvo presidida por el presidente Luis Arce. Según Richter, el censo se pudo hacer el 16 de noviembre como estaba previsto, pero no se hubiera podido incorporar propuestas que planteaban alcaldes como ver el tema de la migración interna.

En esa cita, los asistentes también alertaron de problemas climatológicos de llevarse adelante el empadronamiento a fines de 2023, por lo que se optó de consenso, insistió, en postergarlo hasta 2024.

No se descartó el diálogo, en respuesta la exigencia de la Cumbre de una reunión para escuchar las razones del aplazamiento. “El gobierno con sus diferentes niveles tendrá la oportunidad de reunirse con distintas instituciones, tiene que ser instituciones con un representatividad (emergente del voto)”.

La Razón 

arte-2

Página procesada en: 1,38 segundos.
Tiempo: 1.4432 segundos.