El Gobierno y Defensoría rechazan dichos de Calvo contra la wiphala y lo consideran racistas y discriminatorios

El Gobierno y Defensoría rechazan dichos de Calvo contra la wiphala y lo consideran racistas y discriminatorios

La Paz, 12 oct 2021 (ATB Digital).- El Gobierno y la Defensoría del Pueblo rechazaron, por separado, las palabras que hizo el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, en contra de la wiphala y la consideraron como expresiones racistas y discriminatorios.  

“Un trapo no hace nada, un trapo no nos representa”, esas fueron las palabras del cívico cruceño durante la jornada de reivindicación del símbolo patrio organizado en todo el país por organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS).

En la cuenta en Twitter del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, el titular de esa cartera de Estado, Iván Lima, cuestionó las declaraciones de Calvo y lo consideró como “algo inaceptable”.  

“Ministro @ivanlimamagne en relación al descalificativo soez del presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz en contra de la Wiphala: "Es algo inaceptable. Hay que explicarle al señor (Rómulo) Calvo que los símbolos patrios representan a la unidad del pueblo boliviano (sic)”, se lee en la publicación.

Desde la Defensoría emitieron un comunicado donde expresaron con preocupación que se busque atribuir el uso de la wiphala como bandera partidaria “cuestionando su origen, ancestralidad y simbolismo, para asumir un discurso discriminador y racista, orientado a descalificarla”.

Hizo recuerdo que, desde su origen en los movimientos indianistas y kataristas hasta la fecha, esta bandera es un símbolo de resistencia de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, y un símbolo patrio establecido en la Constitución Política del Estado.

“En ese sentido, descalificar a la wiphala y tildarla de trapo, se constituye en un acto de discriminación, como los observados por la Defensoría del Pueblo y por el  Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) en su informe”, añade el documento.

El cívico cruceño calificó además como gente “malagradecida” a quienes vinieron de otros departamentos a Santa Cruz  buscando mejores días e instó a no dejarse “mandar” por el Gobierno al participar en movilizaciones como la de este martes.

La Defensoría del Pueblo recordó que tras la crisis de 2019 se marcó un quiebre en la democracia boliviana por lo que instó que los diferentes actores de opinión pública, y actores políticos y cívicos “no deben reavivar heridas aún abiertas” en la sociedad boliviana.

Fuente: Erbol

Página procesada en: 0,79 segundos.
Tiempo: 0.8191 segundos.