Expresidente del Senado: Mesa y Tuto obviaron la ley para impulsar el “Plan B” y la autoproclamación de Áñez

Expresidente del Senado: Mesa y Tuto obviaron la ley para impulsar el “Plan B” y la autoproclamación de Áñez

La Paz, 25 mar 2021 (ATB Digital).- Carlos Mesa y Tuto Quiroga obviaron la Constitución para impulsar la autoproclamación de Jeanine Áñez y ahora quieren vender “gato por liebre” al mencionar una sucesión constitucional que nunca se dio, explicó el expresidente del Senado, René Martínez, quien indicó que actores políticos, religiosos y diplomáticos conspiraron al perfilar un “Plan B” y arrogarse competencias que no les correspondían.

Martínez, entrevistado este miércoles por Cepra-Satelital, recordó que Mesa y Quiroga conocen las normas jurídicas vigentes para la sucesión constitucional debido a que ellos asumieron la Presidencia bajo esas figuras legales, pero aun así, obviaron las mismas en el caso de Áñez.

Dijo que la estrategia golpista obligó con violencia, torturas y chantajes a la renuncia del entonces presidente Evo Morales y de los presidentes de Diputados y Senadores.

Tras esas renuncias forzadas, lo que correspondía era recomponer las directivas de Diputados y Senadores bajo el criterio de que las presidencias de ambas cámaras correspondían por reglamento a la mayoría política, es decir al MAS. Sin embargo, eso no sucedió y se incumplió la norma jurídica.

Además, la Ley de Leyes indica que las Cámaras deben leer la carta de dimisión del presidente Morales y aceptar o rechazar la misma. Si es aceptada la renuncia, se habilitaba legalmente la sucesión constitucional que establece que el presidente del Senado accede a la presidencia del país o, en su defecto, el Presidente de Diputados. Pero eso tampoco sucedió y se volvió a saltar la norma jurídica.

Al respecto, el Artículo 161 de la Constitución indica que “las Cámaras se reunirán en Asamblea Legislativa Plurinacional para ejercer las siguientes funciones, además de las señaladas en la Constitución (…). Admitir o negar la renuncia de la Presidenta o del Presidente del Estado, y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado”.

Este artículo no fue cumplido en el caso de Áñez, dijo Martínez, quien indicó que la sesión convocada entonces no contó con el quorum reglamentario y se permitió la participación ilegal de suplentes y titulares al mismo tiempo.

En consecuencia, “Carlos Mesa nos quiere vender gato por liebre”, dijo Martínez, quien sostuvo que el jefe de Comunidad Ciudadana no pudo probar en más de un año su denuncia de “fraude monumental” que atizó el golpe de Estado y, luego, manifestó que la autoproclamación de Áñez fue constitucional.

“Tomaron ruta corta. Debieron leer las renuncias, debieron posesionarse en una sesión legalmente establecida con quorum. Primero como presidenta del Senado y, segundo, como dignataria de sucesión constitucional. Esto no ocurrió en el país”, indicó el expresidente del Senado.

Respecto a la reunión en la Universidad Católica Boliviana (UCB) donde se definió el “Plan B” que diseño la ruta para que Áñez llegue al poder, Martínez preguntó: “¿Qué facultades tenían para discutir?, ¿quiénes fueron convocados? Se sabe que eran jefes de partidos políticos, ¿ellos tenían facultades legislativas? Se dice que había dirigentes cívicos, ¿los dirigentes cívicos tenían potestad legislativa constitucionalmente reconocida para que discutan la sucesión? Se dice que estaban embajadores, ¿qué estaban haciendo ahí?”.

Según Martínez, a esta estrategia conspirativa se sumó Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

(Agencia Boliviana de Información)

Página procesada en: 0,7 segundos.
Tiempo: 0.7395 segundos.