Morales: Sabotearon el plan de vuelo que me conducía a México

Morales: Sabotearon el plan de vuelo que me conducía a México

La Paz, 5 sep 2021 (ATB Digital).- Los sabores amargos que le dejó al expresidente Evo Morales su salida por aire en noviembre de 2019, luego de su renuncia forzada para evitar que en el país se generen más muertes, se descubren poco a poco con elementos como las revelaciones que hizo el presidente de México, Manuel López Sobrador, en su libro A mitad del camino, que detalla momentos antes de su partida a ese país.

Todo comenzó ese domingo, horas después de que el jefe de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman le pidiera a Morales que deje el cargo para desbloquear la crisis política del país. El Primer Mandatario dimitió y denunció un golpe cívico, político y policial, pues el motín ya se había tejido desde Cochabamba.

PLAN DE SALIDA

La preparación de la salida de Morales comenzó el mismo día de su renuncia. Alcaldes y dirigentes esquivaron la violencia de policías y paramilitares en un carro rumbo al trópico cochabambino para esconderse monte adentro hasta que pudieron encaminar la partida por aire.

LA NEGOCIACIÓN

La tensión con los militares giró en torno a varios hechos, como la prohibición inicial del ingreso de un avión militar extranjero a Bolivia, la sugerencia de que Evo contratara un avión privado que lo llevara hasta Lima, la oferta de salir en un vuelo proveniente de Estados Unidos, el pedido de una lista de la tripulación de la Fuerza Área Mexicana que ingresaría al país, y la anulación de los permisos de tránsito por el espacio aéreo boliviano, autorizados horas antes. El lunes 11 de noviembre, en la noche, Morales llegó con el vicepresidente Álvaro García Linera y la entonces ministra de Salud Gabriela Montaño al aeropuerto de Chimoré. Unos pasos antes de subir al avión de la Fuerza Área Mexicana, ya pasadas las nueve de la noche, Morales se inclinó al piso, se arrodilló, hundió su mano y guardó un puñado de tierra con la promesa de volver.

MOMENTOS DE TENSIÓN

Una vez a bordo, el avión empezó a carretear y parecía que todo salía tal como se acordó. La nave tomaba velocidad y las luces de la pista se veían pasar cada vez más rápido, pero de un momento a otro, en plena pista de despegue, la nave se detuvo. Luego de unos segundos de confusión, el expresidente miró a Álvaro García Linera y éste a la tripulación buscando una explicación que no encontraron.

El piloto mexicano no tardó en aparecer en la cabina de pasajeros para avisar que el permiso para volar por el cielo boliviano había sido revocado. Cuando el avión regresó al punto de partida, unos militares de bajo rango intentaron hacer bajar al piloto, quien se negó argumentando que el avión es territorio mexicano.

Álvaro García Linera le dijo al general Jorge Terceros, quien fungía en ese entonces como comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), que sería responsabilidad suya todo lo que pasara después si no autorizaba el vuelo.

REVELACIONES

El libro A mitad del camino, escrito por el presidente Andrés Manuel López Obrador, revela que el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Jorge Gonzalo Terceros Lara se comunicó con el general Hernández Velásquez, quien después de una conversación le advirtió que el avión donde era trasladado Evo Morales tenía 30 minutos para abandonar el espacio aéreo del país.

Mediante su Twitter, el expresidente Morales manifestó que sabotearon el plan de vuelo del avión que mandó el presidente mexicano, López Sobrador, y atentaron criminalmente contra la aeronave, “Sabotearon el plan de vuelo del avión que mandó el hermano @lopezobrador, atentaron criminalmente contra la aeronave y su tripulación. Perú y Ecuador cerraron sus cielos. Pero gracias al temple y solidaridad de los hermanos pilotos mexicanos logramos salir con vida”, escribió en las redes sociales.

Fuente: Ahora El Pueblo

Página procesada en: 2,26 segundos.
Tiempo: 2.3269 segundos.