Navarro: "Iglesia coordinó con la ultraderecha de la región para perpetrar el golpe en 2019"

Navarro: "Iglesia coordinó con la ultraderecha de la región para perpetrar el golpe en 2019"

La Paz, 20 de enero (ATB Digital).- Los jerarcas de la Iglesia Católica coordinaron con la ultraderecha de la región, y del país, el golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Evo Morales en octubre de 2019, afirmó ayer el exministro  César Navarro.

En entrevista con la Red Patria Nueva-Radio Illimani, explicó que la admisión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien sostuvo una reunión secreta con Jeanine Añez, confirma que la ruptura del orden constitucional, el golpe de Estado y la instauración del régimen de facto el 12 de noviembre de 2019 es el resultado de una estrecha coordinación entre los jerarcas de la Iglesia Católica, la derecha liderada por Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC), Luis Fernando Camacho de Creemos, Jorge Tuto Quiroga de Acción Democrática Nacionalista (ADN), Samuel Doria Medina de Unidad Nacional (UN) y gobiernos de ultraderecha de la región como Bolsonaro, Mauricio Macri de Argentina y Lenin Moreno de Ecuador, entre otros.

Señaló que, por una investigación desarrollada durante su exilio, evidenció que antes de las elecciones presidenciales del 20 de octubre de 2019, el entonces presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz Luis Fernando Camacho, en mayo de ese mismo año, se reunió con el canciller de Brasil Ernesto Araujo, y en Bogotá con el presidente de Colombia Iván Duque, ambos lideres de ultraderecha en el continente. “No son temas secretos porque la Cancillería de Brasil como la de Colombia publican en sus portales esas reuniones con Luis Fernando Camacho, tanto con el Canciller de Brasil como con presidente de Colombia, Iván Duque”, sostuvo.

IGLESIA CATÓLICA
Navarro dijo que la Iglesia Católica, en su informe Memoria de la Comisión Episcopal del 2021, describe su participación en la pacificación de Bolivia, convocando en noviembre de 2019 a una reunión en la Universidad Católica de Bolivia (UCB) a líderes políticos (sin la participación del MAS) y a representantes diplomáticos de España y Brasil, en la que se definió que la senadora por los Demócratas Jeanine Añez sea la presidenta.

“Esa nota de Página 12 dice que Añez se habría reunido previo a jurar como presidenta con Jair Bolsonaro de Brasil, por lo tanto la información de las dos reuniones previas de Camacho con el presidente Uribe de Colombia, con la diplomacia de Brasil en la reunión del 10 de noviembre en la Universidad Católica Boliviana y la declaración de Bolsonaro prácticamente demuestran cómo la ultra derecha de la región no sólo participó sino que coordinó el golpe de Estado y coadyuvó con la represión al pueblo boliviano”, sostuvo.

INFORME
Antes de la renuncia de Evo Morales a la presidencia el 10 de noviembre de 2019, la jerarquía de la Iglesia convocó a una reunión en la UCB a la que asisten, por el cuerpo diplomático: el embajador de Brasil, Octavio Henrique Cortes; el embajador de la Unión Europea, León de la Torre; el embajador de España, Emilio Pérez de Ágreda; y el exembajador de España, Carmelo Angulo; por los comités cívicos estuvo Jerjes Justiniano (exministro de la Presidencial del régimen de Añez), por el denominado Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) Waldo Albarracín, y por Comunidad Ciudadana Ricardo Paz, en la que se definió por Jeanine Añez.

En esa línea, la tarde del 12 de noviembre de 2019, después de la renuncia de Evo Morales, la todavía senadora Añez recibió en su despacho de la Cámara Alta a Aurelio Pesoa, secretario general de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB); Eugenio Scarpellini, obispo de El Alto; Giovani Arana, obispo auxiliar de El Alto; además del embajador de la Unión Europea León de la Torre.

OTRAS REUNIONES
Exasambleístas y exautoridades de Gobierno develaron que previo al 10 de noviembre de 2019 hubo otras reuniones en las que participaron Carlos Mesa, con su asesor Ricardo Paz y Carlos Alarcón; Jerjes Justiniano, que representaba a Luis Fernando Camacho; Samuel Doria Medina con Roberto Moscoso; Jorge Quiroga con Luis Vásquez; monseñor Eugenio Scarpellini, la Unión Europea con León de la Torre y Juan Carlos Núñez de la Fundación Jubileo.

TRIANGULACIÓN
Los presidentes de Ecuador, Lenin Moreno; de Brasil, Jair Bolsonaro; y de Argentina, Mauricio Macri, triangularon el golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Evo Morales en noviembre de 2019, aseguró el periodista argentino de Página 12 Felipe Yapur.
Explicó que la admisión de Jair Bolsonaro de que se reunió con Jeanine Añez cierra el círculo de que países de extrema derecha se sumaron a la derecha boliviana para perpetrar la ruptura del orden constitucional, el golpe de Estado y la instauración de un régimen de facto en Bolivia.

“(Jair) Bolsonaro cumple aquel viejo dicho que el pez por la boca muere, en este caso abrió la boca reconociendo ese encuentro con Jeanine Añez, lo que determina y confirma es que habría sido partícipe de esta asonada contra la democracia de Bolivia y que hubo esta triangulación entre Ecuador de Lenín Moreno, Jair Bolsonaro de Brasil y Mauricio Macri de Argentina, acompañando y respaldando efectivamente el golpe de Estado contra Evo Morales”, sostuvo.

Con ese criterio coincidió Darío Pignoti, periodista del diario argentino Página 12. “El apoyo dado por el gobierno de Bolsonaro (al régimen de facto de Añez) estaba en línea con el que en aquel momento también recibía del gobierno de Mauricio Macri, y aquí se permite una lectura ideológica y política: dos gobiernos conservadores que respaldan la caída de un gobierno progresista y popular como era el del presidente Evo Morales”, dijo Pignoti.

“Hay muchas especulaciones, muchas hipótesis, muchas versiones respecto de un encuentro entre Bolsonaro y Añez; pero que Bolsonaro se encontró con Añez es palabra oficial, lo dijo el propio Presidente de Brasil”, añadió.

La oposición rifó la soberanía del país

Los líderes políticos de oposición Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC), Luis Fernando Camacho de Creemos, Jorge Tuto Quiroga de Unidad Democrática Nacional (ADN) y Samuel Doria Medina de Unidad Nacional (UN) “han rifado” la soberanía del país con el golpe de Estado de 2019, aseguró ayer el diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Jhonny Pardo.

Explicó que no les importó la dignidad del pueblo boliviano y por su ambición de poder político coordinaron con gobiernos de la extrema derecha de Argentina con Mauricio Macri, de Ecuador con Lenín Moreno y de Brasil con Jair Bolsonaro para el golpe de Estado contra la administración de Evo Morales.

“El Gobierno y la justicia de una vez deben investigar para sancionar a todos los responsables, porque no sólo se atentó contra la democracia, sino contra la soberanía permitiendo una directa intromisión de Bolsonaro, de Moreno y Macri, la derecha golpista ha rifado la soberanía del país”, sostuvo.

El oficialista Pardo recordó que Lenín Moreno envió en calidad de préstamo a Bolivia armamento letal y no letal, así como Macri, para reprimir a la población, lo que cobró la vida de 38 personas en octubre de 2019 por impactos de bala.

Vía: Ahora El Pueblo

Página procesada en: 1,25 segundos.
Tiempo: 1.3384 segundos.