Quiborax: Canciller de Mesa advirtió acerca de la irregular expropiación

Quiborax: Canciller de Mesa advirtió acerca de la irregular expropiación

La Paz, 8 sep 2021 (ATB Digital).- En diciembre de 2004, el entonces canciller Juan Ignacio Siles le advirtió al presidente Carlos Mesa que el Decreto Supremo 27589, que expropiaba la concesión que tenía la empresa Quiborax en el salar de Uyuni, “adolecía de serios problemas jurídicos”, reveló anoche el exprocurador general del Estado Pablo Menacho.

Explicó que Mesa no escuchó a esa autoridad, prosiguió con la revocatoria y de ese modo provocó que el país fuera llevado al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), donde perdió 42 millones de dólares.

“Hay una serie de elementos que apuntan a una responsabilidad por parte del expresidente Mesa respecto a la ilegal expropiación el año 2004”, manifestó Menacho.

El decreto de revocatoria de concesiones ha sido el elemento utilizado durante toda la explicación del tribunal arbitral para establecer el incumplimiento con la ley boliviana, ése es el elemento objetivo, el principal elemento introducido por Quiborax para demostrar la ilegalidad de la expropiación, dijo.


“Lo que se debió haber hecho era cumplir la ley, la ley era clarísima. La Ley 2564 establecía la realización de seis auditorías con el objeto de declarar la nulidad de los derechos concesionarios mineros de las empresas que operaban en ese momento, en un plazo perentorio de 60 días; es decir establecía plazos muy específicos y tareas muy específicas también para llevar adelante el proceso de nulidad. Sin embargo, no se cumple la ley, no se realizan las auditorías, y en vez de declarar la nulidad de las concesiones mineras lo que se hace es declarar la revocatoria, incumpliendo de esa manera lo que decía la ley en ese momento”, explicó.

Menacho agregó que “uno de los documentos que demuestran ese incumplimiento fue un informe que emitió en ese momento el propio canciller del expresidente Mesa, Informe 025 del año 2004, que establecía que el decreto supremo de revocatoria de concesiones adolecía de serios problemas jurídicos, ése es uno de los elementos principales, y el segundo elemento es el decreto supremo ya emitido durante la presidencia del Dr. Rodríguez (Veltzé), el Decreto 28527, que derogó el decreto supremo de Carlos Mesa y que establecía de que ese decreto adolecía de deficiencias jurídicas insubsanables, es decir que no era siquiera corregible el decreto supremo de revocatoria de concesiones”.

“Estos elementos —siguió Menacho— fueron los que generaron la controversia, generaron el arbitraje, y finalmente llevaron al Estado boliviano a enfrentar un proceso en un centro internacional de arbitraje”.

Fuente: Ahora el Pueblo

Página procesada en: 0,81 segundos.
Tiempo: 0.8427 segundos.