Tras ser desautorizado por el Gobierno, MAS y oposición acusan a Del Castillo de sabotear el esperado diálogo por el censo

Tras ser desautorizado por el Gobierno, MAS y oposición acusan a Del Castillo de sabotear el esperado diálogo por el censo

La Paz, 02 de noviembre (ATB Digital).- Duros cuestionamientos y acusaciones recibió hoy el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, a raíz de sus declaraciones de anoche en las que aseguró que es “imposible técnicamente hacer el censo el 2023”, justo cuando el Gobierno y los cívicos de Santa Cruz, estaban a punto de cerrar un acuerdo para instalar una mesa de diálogo, justamente para discutir su fecha de realización, que es el principal tema de discusión por que el que la urbe cruceña está paralizada desde hace 12 días.

Anoche, Del Castillo, en una improvisada conferencia de prensa, aseguró que es "imposible realizar el censo en 2023" con ello torpedeó los acercamientos pero además atizó el escenario responsabilizando a los cívicos por los hechos de violencia. En respuesta fue desautorizado por el propio Gobierno, que a través de un comunicado emitido por el Ministerio de la Presidencia, dijo que la negociación no está a su cargo.

Durante todo el día de ayer, el Gobierno buscó sentarse a negociar con Santa Cruz. Así lo informó durante la jornada el vocero del presidente Luis Arce, Jorge Richter, ello, provocó gran expectativa en la gente que está siendo afectada por el conflicto, pero al final de la noche, las declaraciones de Del Castillo, sumadas a la represión de la Policía, que está a su cargo, tras enfrentamientos en la localidad cruceña de La Guardia, truncaron el diálogo y alargaron el conflicto con el que, según cálculos, Santa Cruz, ya perdió 384 millones de dólares a causa del paro, siendo la gente más humilde, las más afectada.

Hoy, el jefe de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Gualberto Arispe, hizo duras declaraciones contra Del Castillo en redes sociales. “Eduardo Del Castillo ha demostrado a lo largo de este último tiempo ser una persona con una angurria de poder abismal”, dijo el diputado quien acusó al ministro de que “por sus afanes personales perjudica todo el trabajo que se está haciendo desde el Gobierno para llegar a un acuerdo por el censo”

“Parece que a Eduardo Del Castillo le encanta figuretear, le encanta ser el centro de todo conflicto, que todos los noticieros mencionen su nombre. Por buscar ese afán narcisista en el conflicto del censo perjudica y pone en ridículo todo el esfuerzo de nuestro gobierno para solucionar el conflicto”, sentenció Arispe.

“Está saboteando el diálogo, prueba más clara, a él no le compete hacer ese tipo de declaraciones sobre el censo, y cuando hacen un tipo de declaraciones que va en contra del diálogo, se ve que está saboteando”, señaló el diputado del MAS, Ramiro Venegas. Para el legislador, el ministro de Gobierno y el ministro de Justicia, Iván Lima, son dos personajes que no aportan a que haya diálogo en Santa Cruz.

Dijo que a Del Castillo ya deberían “botarlo” porque está haciendo daño a la sociedad y se sabe que tiene “amistad” con el gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho.

Al respecto, el diputado de Comunidad Ciudadana (CC), Alberto Astorga, apuntó a Del Castillo por reavivar la violencia y promover los conflictos sociales en Santa Cruz.

“Él está saboteando este diálogo. Este ministro a estas alturas ya debería dar un paso al costado. Además de ser ineficiente, sabotea el diálogo y es mitómano, viene a decir que los grupos de Santa Cruz están realizando conflictos allá. Acá claramente los que están realizando conflictos son los grupos de choque del MAS y la Policía resguarda a estos grupos de choque”, indicó el diputado opositor.

Amistad y parecido con Camacho

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, es uno de los mayores enemigos del Gobierno y del masismo, desde que el 2019 fuera uno de los protagonistas del Golpe de Estado contra Evo Morales. Hoy junto al Comité Cívico de su región lidera el paro que ya lleva 12 días de ejecución, según él, en demanda por un Censo de Población y Vivienda el 2023 y no así, como pretende el Gobierno, el 2024, aunque, muchos dudan de que esa sea la verdadera motivación de su medida. El mismo presidente Arce, ha denunciado que hay plan golpista contra su gobierno, orquestado desde la región de Camacho.

Hoy, tras la desautorización del Gobierno al ministro, tanto Venegas como Arispe, acusaron a Eduardo del Castillo, de ser cercano a Camacho. Mientras Venegas denunció que el ministro tiene una “amistad” con Camacho, Arispe, dijo que ambos, él y el gobernador, tienen mucho en común: “Del Castillo tiene le mismo perfil de Luis Fernando  Camacho, el de un niño caprichoso que quiere ser el centro de atención y que no mide lo que dice o lo que hace para buscar ese fin”.  

Así mismo, el exviceministro Nelson Cox, denunció hoy que Del Castillo lo “increpó” cuando él, en septiembre del año pasado,  le exigió que se instauren los procesos judiciales contra Camacho y otros, por los hechos violentos en el Golpe del 2019, “hay un acuerdo” para no llevar a justicia a Camacho, dijo Cox y denunció que tanto las oficinas de comunicación del Ministerio de Gobierno, como de la cartera de Justicia, “están buscando instalar una agenda de conflictividad buscando un animo discursivo de confrontación”, lo que va en contra de lo que busca el Gobierno con el diálogo.

Página procesada en: 1,65 segundos.
Tiempo: 1.7151 segundos.