Deportes

Alejandro Domínguez: "Encontramos en España la neutralidad que buscaba Conmebol"

Paraguay, 30 nov 2018 (ATB Digital).- El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, dijo este jueves que la Conmebol encontró en España el ambiente de neutralidad que se necesitaba para la finalísima de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors que se disputará el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabeu del Real Madrid.

"Encontramos en España la neutralidad necesaria que buscaba la Conmebol", expresó Domínguez en conferencia de prensa tras anunciar el nuevo escenario del encuentro.

El titular de la organización deportiva agradeció al presidente del Estado español, al titular de la Unión Europea de Fútbol (UEFA), al de la Federación de Fútbol de España y al titular del Real Madrid por haber facilitado la solución a la crisis generada tras la suspensión del partido del pasado sábado en el estadio Monumental de River por severos incidentes.

Barrabravas de River atacaron con piedras y palos al autobús que trasladaba al plantel de Boca en las cercanías del estadio Monumental, dejando varios futbolistas heridos, entre ellos, el capitán Pablo Pérez con una lesión en su ojo izquierdo.

El encuentro se fijó para el domingo 9 con la asistencia de las hinchadas de los dos clubes a partir de las 20H30 de España (19H30 GMT) en el Bernabeu, remarcó Domínguez.

El dirigente aclaró que el traslado del partido a Madrid "es una situación excepcional".

"Madrid alberga todo lo que se necesita (para organizar el partido); España es el país que tiene la mayor comunidad argentina fuera de Argentina; es la décima ciudad más segura del mundo; su aeropuerto es el que mas conectividad tiene con América Latina; tiene una gran cultura y tradicion de fútbol, especialmente Madrid", argumentó Domínguez.

Finalmente, el presidente de la Conmebol confirmó que la misma terna arbitral programada para el juego del sábado pasado dirigirá el partido del domingo 9 de diciembre.

El árbitro principal será el uruguayo Andrés Cunha.

El dirigente reveló que deducidos los gastos de organización y traslado, los fondos que resten del evento serán destinados a campañas para erradicar la violencia en torno al fútbol.

"El fútbol no va a parar por culpa de unos pocos. La pelota jamás se va a manchar por gente inescrupulosa", enfatizó luego de condenar los hechos vandálicos que provocaron la suspensión del juego final por Copa Libertadores. 

(AFP)