Acoso sexual: Sacerdote es alejado de su cargo de la UCB

Acoso sexual: Sacerdote es alejado de su cargo de la UCB

Tarija, 15 jul 2021 (ATB Digital).- Mediante una resolución firmada por el vicerrector administrativo financiero nacional de la Universidad Católica Boliviana (UCB) San Pablo, Antonio Jordán Jimeno, se confirmó la suspensión definitiva del sacerdote identificado como Padre Coco (J.L.M.V.), luego de un proceso disciplinario a raíz de denuncias de acoso sexual, esto haciendo abuso de su puesto como docente y responsable de la pastoral en Tarija.

El Tribunal Administrativo conformado en la Regional Tarija llevó adelante la investigación en base a tres denuncias de víctimas del sacerdote. Es así que en mayo se determinó que al menos dos de estas denuncias habrían sido demostradas, por lo que se determinó su despido para que ya no esté a cargo de las materias de Cristianismo ni la pastoral.

Tras este fallo, el clérigo presentó un recurso de apelación que fue derivado a las autoridades nacionales de la UCB. Sin embargo, en pasados días se confirmó que las pruebas serían suficientes para acreditar los comportamientos inapropiados del ahora ex funcionario.

“No puede dejar de considerarse que las denuncias de tres mujeres con perfiles académicos distintos, que no tendrían vínculo entre sí, muestran un patrón de comportamiento similar en todos los casos, manifestado en abrazos y tocamientos no consentidos, insinuaciones y conversaciones incómodas y sin relación alguna con la relación que debería existir entre un sacerdote/docente y mujeres de la comunidad universitaria”, cita un fragmento de la resolución.


En base a estos argumentos se califica el actuar del Padre Coco como un incumplimiento a su normativa, con comportamientos “inaceptables e inapropiados desde todo punto de vista”. Aunque también se aclara que en todo momento se respetó los derechos del sindicado a su defensa y que incluso se abstuvo de declarar.

Para conocer la postura sobre esta resolución desde la Regional Tarija, El País intentó contactar a la UCB, pero sin obtener respuesta. (EL PAÍS)

Desde que se conoció la resolución de las autoridades universitarias locales, los colectivos en defensa de los derechos de la mujer saludaron la determinación, pero al mismo tiempo exigieron que se agilice el proceso interno dentro de la Iglesia y especialmente el proceso penal. Además, de pedir a la UCB que implemente mecanismos que eviten situaciones similares a futuro.

El 8 de marzo se publicó el primer relato en la página de Facebook “Confesionario UCB”, se trata de la Confesión 117 donde una ex estudiante relataba haber sido acosada por el sindicado. Posteriormente se publicaron al menos cinco relatos más, en los que el sujeto presionaba a las estudiantes sacando ventaja de su posición.

Página procesada en: 0,92 segundos.
Tiempo: 1.0048 segundos.