Analista: Ultraderecha pasa de la estrategia de desgaste a la estrategia de derrocamiento del Gobierno

Analista: Ultraderecha pasa de la estrategia de desgaste a la estrategia de derrocamiento del Gobierno

La Paz, 4 nov 2021 (ATB Digital).- Los sectores de la ultraderecha que apoyaron el intento de segundo golpe de Estado en 2020 para evitar que asuma Luis Arce la Presidencia, ahora pasaron rápidamente de una estrategia de desgaste a una estrategia de derrocamiento del Gobierno, dijo el analista y exministro de Gobierno, Hugo Moldiz.

El especialista, entrevistado en el programa “Primer Plano”, de Bolivia Tv, explicó que esa estrategia de derrocamiento tiene un contexto distinto a 2019 y 2020 ya que en la actualidad existe un gobierno legalmente constituido, con 55,11% de apoyo electoral, mientras el bloque nacional popular ya no está dispuesto a tolerar un cerco al gobierno ni una toma territorial por parte de grupos de extrema derecha.

Dijo que esos sectores de ultraderecha, mediante personajes como Luis Fernando López, exministro de Jeanine Áñez, intentaron hasta contratar centenares de mercenarios extranjeros en 2020 para evitar que Arce asuma la Presidencia.

Esos aprestos conspirativos, que incluyeron la probabilidad de un magnicidio, están fundamentados en audios y documentos difundidos por el periódico digital The Intercept (Fuente: https://www.abi.bo/#/noticia/12877 ).

Los anuncios de paro indefinido de dichos sectores conservadores y sus pedidos de renuncia del Gobierno, muestran que esos grupos no renunciaron a la toma del poder al margen de la democracia, excluir al pueblo de las decisiones e implantar una dictadura con fachada democrática, como ocurrió en el régimen de Áñez, indicó Moldiz.

Por ello, la ultraderecha pasa rápidamente “de la estrategia del desgaste a la estrategia del derrocamiento”, manifestó.

Indicó que, en 2019, los sectores golpistas usaron las estrategias de “guerra de posiciones y guerra de movimientos” lo que se tradujo en un cerco al Gobierno y en la presencia territorial de grupos paramilitares en distintos puntos del país.

Esa estrategia ya no es posible en 2021, debido a que el bloque nacional popular no está dispuesto a permitir un nuevo cerco al gobierno ni una nueva ocupación territorial por parte de grupos paramilitares o parapoliciales, sostuvo.

Fuente: Agencia Boliviana de Información

Página procesada en: 7,81 segundos.
Tiempo: 7.9803 segundos.