Detención preventiva en Chonchocoro para la pareja de Daniela, la joven asesinada en Cajuata

Detención preventiva en Chonchocoro para la pareja de Daniela, la joven asesinada en Cajuata

La Paz, 10 de octubre 2022 (ATB Digital).- El llanto inconsolable no cesaba mientras el ataúd blanco era enterrado con el cuerpo de Daniela, que con 17 años fue asesinada en su natal Cajuata y abandonada en un terreno baldío.

A kilómetros, en la ciudad de El Alto, la pareja de la joven y principal sospechoso del feminicidio, Carlos Tola, enfrentó a la Justicia, que determinó su detención preventiva en el penal de Chonchocoro.

“Hoy (lunes) se ha llevado a cabo la audiencia del caso de feminicidio de la localidad de Cajuata. El Juez Cuarto de Instrucción Penal de la ciudad de El Alto ha dispuesto la detención preventiva del señor Carlos Daniel Tola (…) ha sido enviado al penal de San Pedro de Chonchocoro, por el lapso de seis meses”, confirmó la fiscal Elizabeth Zambrana.

Aunque la búsqueda por justicia es prioridad para la familia y amigos de Daniela, la paz no vuelve a su hogar desde el anterior lunes, cuando ella compartió por última vez con sus seres queridos.

Aquel día, 3 de octubre, la joven salió de su hogar y, de acuerdo con las investigaciones, se encontró con su pareja, Carlos Daniel, quien la habría agarrado por la fuerza para luego asfixiarla hasta quitarle la vida.

“Lo que ha sucedido en este caso es que el 3 de octubre de 2022, a horas más o menos 19.00, el imputado ha salido con la víctima”, afirmó la fiscal.


La familia no tuvo descanso desde ese lunes. Empezó la búsqueda de la joven e incluso el sindicado habría ayudado a pegar los afiches; no obstante, cuando llegó la confirmación del hallazgo del cuerpo, el miércoles, él desapareció.

“Una calamina estaba cubriendo el cuerpo”.

Dos días después, Tola fue encontrado entre unos arbustos de una comunidad cercana. Así cayó en manos de la Policía, la primera idea fue llevarlo a Cajuata, empero, había gente indignada por el crimen que lo esperaba, luego se pensó en el municipio de Quime, pero finalmente se decidió por traerlo a El Alto.

Ahí fue la audiencia cautelar, en la cual se determinó la detención preventiva del sindicado en Chonchocoro.

En tanto, en Cajuata, la familia, amigos, compañeros de colegio y vecinos de Daniela la despidieron en medio de llanto y el pedido de justicia.

Música al son de una trompeta y pétalos de flores rojas y blancas acompañaron el ataúd blanco en que descansa ahora la joven, que salía este año bachiller y que soñaba con ser enfermera.

Fuente: La Razón

Página procesada en: 1,32 segundos.
Tiempo: 1.4434 segundos.