Vigilia ciudadana se instala en penal de Miraflores y canta: “Senkata, Sacaba han sido masacradas, no se negocia con sangre derramada”

Vigilia ciudadana se instala en penal de Miraflores y canta: “Senkata, Sacaba han sido masacradas, no se negocia con sangre derramada”

La Paz, 28 de marzo (ATB Digital).- Familiares de fallecidos, heridos y perseguidos políticos del régimen de Jeanine Añez instalaron este lunes, al inicio del juicio denominado Golpe de Estado II, vigilias ciudadanas en la ciudad de La Paz.

Una de ellas, con cientos de personas, se instaló en las puertas del penal de Miraflores, donde guarda reclusión.

“Senkata, Sacaba han sido masacradas, no se negocia con sangre derramada”, cantaban a coro y megáfonos constantemente en la vigilia.

En uno de los ambientes, Añez, vía virtual, se presentó, con su defensa, ante el Tribunal 1º de Sentencia Anticorrupción de La Paz con barbijo, bufanda, campera y una polera con su fotografía estampada en ella.

Afuera, decenas de personas con pancartas y carteles, con leyendas de “30 años para Añez”, aguardaban el inicio de alegatos orales. Algunos portaban fotografías de fallecidos en la zona de Senkata, en El Alto.

El 15 de noviembre de 2019, a tres días de autoproclamarse presidenta, en el desarrollo de intervenciones militares para aplastar protestas ciudadanas, murieron 11 civiles en Sacaba y otros 120 resultaron heridos.

El 19 de noviembre, en Senkata, El Alto, otros 11 civiles fallecieron y 78 resultaron heridos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos calificó ambos acontecimientos como masacres.

El caso Golpe de Estado II se refiere a las acciones que la exsenadora tomó cuando era segunda vicepresidenta del Senado para asumir en 2019 la presidencia del Estado de forma inconstitucional.

Junto a Añez también fueron imputados el exalto mando de las Fuerzas Armadas y el estado mayor de la Policía.

“Mi compromiso es devolver la democracia y tranquilidad al país”. Éstas fueron las promesas, con la Biblia en la mano, de Jeanine Añez minutos después de asumir el mando de la nación sin que la Asamblea Legislativa aprobara antes la renuncia del presidente y vicepresidente del país, Evo Morales y Álvaro García, un paso que exige la Constitución.

Página procesada en: 1,05 segundos.
Tiempo: 1.0927 segundos.