Atención ante 2 nuevas subvariantes en la Llajta: resaltan 3 síntomas; serían clave en el incremento

Atención ante 2 nuevas subvariantes en la Llajta: resaltan 3 síntomas; serían clave en el incremento

Cochabamba, 18 de julio 2022 (ATB Digital).- Dolor de cabeza intenso o cefalea, debilidad y dolor de garganta (o faringitis) son los tres síntomas más frecuentes producidos por las nuevas subvariantes BA4 y BA5 de Ómicron, las cuales ya circulan en Bolivia y que se estima son las responsables del incremento exponencial de casos COVID-19 a nivel nacional, informó, hoy el médico Yercin Mamani Ortiz, responsable de la Unidad de Investigación en Salud Pública y Epidemiológica  del Instituto  de Investigaciones  Biomédicas e Investigación Social Medicina de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS). 

“En algunos casos se ha reportado también pérdida de apetito. Algunos pacientes han presentado episodios de diarrea, elevación inusual de la frecuencia cardiaca y fiebre”, explicó Mamani, quien estuvo a la cabeza del Servicio Departamental de Salud (SEDES) y la jefatura de Epidemiología, durante las primeras olas de la pandemia, consideradas las etapas más críticas en materia de salud para Bolivia y el mundo.

El médico epidemiólogo -con un doctorado y siete diplomados- añadió que entre algunos otros síntomas, pero con menor presencia, también se reportan tos, lumbalgias o dolores en la espalda baja, secreción mucosa, nauseas, visión borrosa y fatiga extrema.

La información es conocida después de que el ministro de Salud, Jeyson Auza, informara, hoy, que las nuevas subvariantes de Ómicron, BA4 y BA5, ya circulan en Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca y Potosí.

De acuerdo con los análisis de Mamani, se estima que los departamentos de Beni, Pando y Tarija, los cuales ya pasaron su crecimiento exponencial de casos, también reportaron estas subvariantes.

Auza detalló que la variante BA4 circula en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Chuquisaca; mientras que la BA5 en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Potosí. Ante este nuevo escenario epidemiológico, el Ministerio de Salud determinó sostener una reunión con gobernadores, directores de Sedes y alcaldes, mañana en Santa Cruz.

MÁS AFECTADOS

Las personas más vulnerables ante estas nuevas subvariantes del linaje Ómicron son los adultos mayores, personas con enfermedad de base, personal de salud, por su mayor exposición a la carga viral y los no vacunados, refirió Mamani.

“Tanto las subvariantes BA4 como BA5 presentan una mayor severidad en el cuadro en las personas que no están vacunadas. Este grupo poblacional se encuentra más susceptible de poder contagiarse”, dijo Mamani, tras explicar que, en Bolivia, el grupo poblacional con menor porcentaje de vacunación corresponde a los menores de 18 años.  En el caso de las personas vacunadas, los síntomas son leves.

Añadió que las personas que se vacunaron con la primera dosis hace más de un año, entre marzo y junio, pero no recibieron la dosis de refuerzo, también se constituyen en un grupo altamente propenso a contraer estas subvariantes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este linaje de subvariantes es considerado “de preocupación y mayor capacidad de contagio”. Para el galeno, la “única arma efectiva” contra la COVID-19 es la vacuna.

IDENTIFICADAS HACE UNA SEMANA

El Hospital Obrero N1 de la Caja Nacional de Salud, en la ciudad de La Paz, reportó por primera vez la presencia de estas cepas en Bolivia hace una semana. Mamani informó que el secuenciador genómico de este centro de salud identificó la presencia de estas subvariantes en las muestras tomadas el 30 de junio, por lo que se calcula que las responsables del incremento exponencial de casos en las ultimas tres semanas son estas. 

“Se estima que esta subvariante haya podido ingresar a nuestro país por lo menos una a dos semanas antes; es decir, cuando ha ido empezando el crecimiento exponencial de casos que, a nivel de Bolivia, justamente ha ido comenzando en la ultima semana del mes de junio”, indicó.

En el mundo, Sudáfrica fue el primer país que reporto estas subvariantes el 10 de enero de 2022. Luego se propagó a Europa, Medio Oriente, el sur de Asia y Estados Unidos, donde representó más del 70% del total de casos.

PROYECCIÓN

Ante el nuevo escenario epidemiológico, Mamani proyectó que el pico de esta quinta ola se registre entre finales de junio y la tercera semana de julio, en coincidencia con la temporada de invierno y el descenso de temperaturas.

Por lo tanto, se espera que a finales de julio se reporte el pico de la quinta ola, en agosto se sienta la desescalada y en septiembre se alcance el umbral de seguridad.

En su lucha contra la COVID-19, la Facultad de Bioquímica de la UMSS realiza la secuenciación laboratorial de los genotipos que circulan en Bolivia; las unidades de investigación de la Facultad de Medicina estudian el comportamiento epidemiológico de la enfermedad y el Seguro Universitario realiza pruebas de tamizaje y vacunación masiva al interior de la casa de estudios, la cual supero los 80 mil estudiantes.

(Opinión)

Banner-1080-240

Página procesada en: 1,74 segundos.
Tiempo: 2.0370 segundos.