Bolivia refuerza su estrategia de lucha contra el COVID-19 y suma medidas en tres líneas acción

Bolivia refuerza su estrategia de lucha contra el COVID-19 y suma medidas en tres líneas acción

La Paz, 22 abr 2021 (ATB Digital).- El canciller del Estado, Rogelio Mayta, informó que la estrategia boliviana de lucha contra la pandemia del COVID-19 se refuerza en tres líneas de acción ante un contexto marcado por la demanda internacional de vacunas y las medidas restrictivas que aplican algunos proveedores de las dosis en el mundo.

“Nuestra estrategia tiene tres líneas de acción sencillas: la primera es que con quienes tenemos comprometido la provisión de vacunas, gestionamos que nos puedan entregar lo más pronto posible. Tenemos proveedor, le exigimos, negociamos, le exhortamos, le pedimos (que) nos dé lo que se había comprometido en la medida de lo posible”, explicó el jefe de la diplomacia boliviana.

La segunda línea de acción se basa en el contacto de nuevos proveedores para adquirir vacunas contra el virus. En enero, Bolivia comenzó la campaña de inmunización con la adquisición de vacunas Sputnik V. Ahora, la tarea continúa. Además, se cuenta con dosis de Sinopharm y AstraZeneca.

“Segunda línea: buscamos nuevos proveedores. Todos los que haya en el mercado, los empezamos a conversar, dialogar, ver características, precios y tiempo de disposición, y una tercera línea que vemos es de una solución estructural: planteamos el levantamiento de patentes para que se produzcan vacunas”, indicó.

La campaña que plantea la liberación de patentes fue presentada la semana anterior al Cuerpo Diplomático acreditado en Bolivia. Propone que países desarrollados que concentran más vacunas de las que necesitan permitan distribuirlas equitativamente a los países con mayor necesidad y efectos de la pandemia.

Además, propone que empresas farmacéuticas lleven a dominio público las patentes de diagnósticos, medicamentos y vacunas o emitir autorizaciones voluntarias oportunamente para lograr un acceso real a las mismas por parte de todas las naciones sin excepción.

Las tres líneas de acción se suman a los tres pilares estratégicos que el gobierno de Luis Arce aplica desde 2020 para enfrentar el virus en todas las regiones del Estado Plurinacional.

El primer pilar está basado en el testeo masivo para identificar los contagios y disminuir la letalidad. El diagnóstico temprano permite atacar la enfermedad en sus primeras manifestaciones y no cuando los daños son severos y en muchos casos irreversibles.

El segundo pilar de esta estrategia desde 2020 estuvo basado en la gestión de las vacunas. El Gobierno asumió como una prioridad la vacunación universal, gratuita y voluntaria contra el COVID-19 de todas y todos los bolivianos mayores de 18 años.

El tercer pilar del plan estratégico es la coordinación con todos los niveles subnacionales de gobierno. Se caracteriza por el trabajo en conjunto, coordinado y asumiendo las competencias que tiene cada nivel de gobierno sin distinciones políticas.

(Agencia Boliviana de Información)

Página procesada en: 0,89 segundos.
Tiempo: 0.9835 segundos.