Bolivia se alista para el avistamiento de aves más grande del mundo

Bolivia se alista para el avistamiento de aves más grande del mundo

La Paz, 2 may 2021 (ATB  Digital).- Dos veces al año, ornitólogos, biólogos, fotógrafos, guardaparques, conservacionistas y amantes de la naturaleza se arman de cámaras fotográficas, binoculares, guías de aves y el celular cargado con aplicaciones especializadas para registrar avistamiento de aves, y salen a la naturaleza para “pajarear”.

El Global Big Day, conocido como el Día Mundial de Avistamiento de Aves, es una  competencia que reúne cada año a más de 170 países en el mundo para concientizar sobre la importancia de la conservación del medioambiente y la biodiversidad a través de la práctica de la observación. Este año se celebrará el sábado 8 de mayo.

“Se compite entre países para ver en cuál se observan más especies de aves en 24 horas y es un parámetro muy importante la cantidad de personas que participan, que son las que contribuyen con la observación de aves”, explica Diego Méndez, responsable de Relaciones Interinstitucionales de la Asociación Boliviana de Ornitología (Asbora). 

Bolivia es un país privilegiado, tiene una diversidad impresionante de especies de aves, según Sebastián Herzog, autor de la Guía Boliviana de Aves. En el departamento de La Paz se registra el mayor número de aves, esto por los pisos ecológicos, teniendo en cuenta el pie de monte del Parque Nacional Madidi y la transición entre la amazonia y los Yungas, que es donde se registra la mayor diversidad de pájaros, Santa Cruz y Cochabamba le siguen correlativamente.

Según el portal ebird.org, el departamento de La Paz cuenta con 1.100 especies registradas de las 1.440 con las que cuenta el país, y Santa Cruz 1047, de todas formas el portal puede presentar errores que registran novatos en especies que son fácilmente confundidas.

Samuel Luka Valverde Alanes a sus 13 años es considerado uno de los más jóvenes pajareros del país.

Pero si se toman en cuenta las ciudades, La Paz cuenta con muy pocas especies por ser un valle seco y con una altura considerable, y Santa Cruz de la Sierra por ser llano y húmedo tiene una mayor riqueza de especies.

Según Sofía Lottersberger, presidenta del Club Ornitológico de La Paz (COLP), al menos 100 pajareros se distribuirán en diferentes partes del departamento, desde las ciudades de El Alto y La Paz, en las áreas protegidas del Madidi y Cotapata, los Yungas y otros puntos para lograr avistar la mayor cantidad de especies.

Lottersberger explicó que son 19 organizaciones en La Paz que participarán en el Global Big Day, lideradas por el COLP y la Unidad de Turismo de la Alcaldía de La Paz que, en un acuerdo con su similar de Sorata, trabaja para lograr la mayor cantidad de avistamientos y las listas. Cada lista se sube a la plataforma E-bird.

Para enseñar a pajarear y a manejar las listas, el COLP y otras organizaciones brindarán cursos virtuales y presenciales antes del Global Big Day, que serán colgados en las páginas de los clubes ornitológicos del país.

Especies bolivianas

Bolivia cuenta con 16 especies endémicas, o sea que solamente existen en Bolivia y no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

Sebastián Herzog nació en Alemania y llegó en 1994 a Bolivia para estudiar aves, y en 1995 trabajó en su tesis de doctorado, para la carrera de Biología, con aves de los Andes bolivianos. En 1998 decidió radicar en el país y comenzó a compilar datos para escribir la Guía de Aves, que es considerada una de las obras más completas y considerada la biblia de los ornitólogos del país.

Precisamente en la guía se habla de las especies amenazadas, que incluyen al Paujil Copete de piedra (Pauxi unicornis), que está en riesgo de extinción, es muy rara de ver y es el ave favorita de Samuel Luka Valverde Alanes, quien a sus 13 años es considerado uno de los más jóvenes pajareros del país.

Empezó sus avistamientos a los 10 años y en solamente tres logró registrar 334 especies en el eje del país. Su papá, Tonchi, es quien lo apoya en todo momento y con quien emprende viajes a parques y reservas naturales buscando ‘lifers’ o primeros avistamientos.

Desde hace tres años, en mayo, el Día Mundial de las Aves Migratorias se celebra dos veces al año, el segundo sábado del mes citado, y en octubre Samuel decidió investigar sobre las aves y quedó cautivado por ellas, su espíritu conservacionista lo llevó a adquirir una Guía de Aves de Bolivia, que es estudiada con fervor de manera teórica y práctica.

Según Tonchi, su hijo puede identificar de forma asombrosa las aves y llamarlas sin problemas por sus nombres científicos.  “Los principales guacamayos que me gustan son la paraba roja y verde (Ara chloropterus) y paraba azul y amarillo (Ara ararauna)”, explica el jovencito que desde hace tres años hace avistamientos con el Club de Observadores de Aves de Cochabamba (COAC), cargando sus binoculares y su guía.

Samuel explica que lleva un sistema con su Guía de Aves, donde resalta cada una de las especies que ve, memoriza los nombres comunes y científicos, y estudia las zonas para aprender más sobre cada una.

Miembros del COAC lo conocen y admiran por su capacidad intelectual, su interés y amor por las aves y su edad.

“Samuelito es nuestro pupilo, era un niño cuando entró al club, hoy es un jovencito que ha iniciado con las aves y nosotros los mayores nos quedamos asombrados porque él domina los nombres científicos y se da cuenta con el canto qué ave es”, explica Ruth Márquez miembro del COAC. 

Ruth desde hace cuatro años fotografía aves, hoy radica en Cochabamba, pero su cámara viajó por casi todo el país. Son 180 especies aproximadamente fotografiadas en 15.000 disparos, un tera de fotografías con calidad profesional avala su trabajo.

Cada fin de semana, armada con su cámara, baterías y memorias, sale de la ciudad a diferentes pueblos para registrar aves como el Aglaeactis pamela, que se conoce con el nombre común de colibrí negrito o colibrí negro de lomo verde, que se puede avistar en Corani, de la provincia del Chapare, en el departamento de Cochabamba. Sus fotos son publicadas en el Facebook de su club y de amantes de la naturaleza.

Samuel quiere estudiar Biología y especializarse en ornitología (estudio de aves), mastozoología (estudio de mamíferos) o herpetología (reptiles y anfibios) 

Para él, pajarear es muy divertido y el Global Big Day sirve para que Bolivia sea tomada en cuenta como destino aviturístico.

Aviturismo

La observación de aves es el pasatiempo de miles o millones de personas en el planeta entero, es por eso que muchas personas viajan a países sudamericanos como Colombia o Brasil para hacer avistamientos.

En esa lógica, es tan importante potenciar una política turística que atraiga a avituristas que durante dos a tres semanas pajarean contratando guías especializados, hospedándose en hoteles ecológicos o en comunidades y comiendo de los mimos pobladores, esto sin duda es un  negocio en el que se mueven millones de dólares.

Según Herzog, Bolivia aún no aprovecha este tipo de emprendimientos a plenitud, como lo hace Colombia, Perú o Ecuador, donde pueblos indígenas originarios campesinos enteros viven de ese negocio que es muy rentable y que genera economía local que implica un desarrollo amigable y sostenible con la naturaleza.

“Es por eso tan importante el Global Big Day (…) porque los turistas ven qué país cuenta con más diversidad y donde pueden viajar para realizar mejores avistamientos, porque el ranking de países muestra cuál tiene la mayor cantidad de aves avistadas, y eso puede hacer que ellos elijan Bolivia. Este día tiene una importancia socioambiental y económica para promocionar a Bolivia como un país aviturista por excelencia”, explicó Herzog.

En el ranking de países con más especies registradas en el portal del E-bird Bolivia llegó en 2018 a un histórico cuarto lugar, en 2019 al quinto y en 2020 por la pandemia cayó al noveno lugar y este año se quiere reivindicar y volver al top cinco en las listas mundiales.

La pandemia mostró un fenómeno nunca visto, explica Lottersberger, ya que el año pasado, en mayo, el país entero se encontraba en una cuarentena y los bolivianos decidieron pajarear desde sus ventanas logrando 434 listas de avistamientos, que es un record jamás visto en toda la historia de participación de Bolivia en el Big Global Day.

En el mundo, el primer lugar en aves casi siempre lo ocupan Brasil, Perú y Colombia, les siguen  Ecuador, Indonesia (es un país insular del Sudeste Asiático que se encuentra en mitad del ecuador entre el Océano Índico y el Pacífico) y Bolivia ostenta el sexto lugar en diversidad de aves en el mundo. 

Este año, aunque la pandemia sigue vigente, se organizan grupos pequeños que podrían ayudar a detectar mayor cantidad de especies para repuntar en las estadísticas. 

Pero al margen de la cantidad de avistamientos, un valor agregado es la cantidad de personas que participan cada año, que se va incrementando, demostrando que este evento llega a más personas que se unen con un mismo fin, el preservar las especies en el país, creando conciencia de conservación de la naturaleza y la biodiversidad, eso también puede considerase que es un gran triunfo.

Se espera que este año al menos se registren 1.000 especies de las 1.440 catalogadas, ya que en promedio cada año se ven entre 800 y 900, aunque la pandemia podría relegar a muchos observadores que de todas formas podrían hacer avistamientos desde sus hogares. Cada Big Day es una nueva oportunidad para lograr más de un millar de avistamientos.

Según Méndez, cualquier persona puede sumarse al Gran Día, aunque lo óptimo sería unirse a un club ornitológico en cualquiera de los nueve departamentos de Bolivia para recibir entrenamiento básico sobre observación de aves, que hará el camino fácil para los nuevos pajareros y para que ellos disfruten el día de manera plena y se sumen y motiven en la observación de aves.

Obligatoriedad de cumplimiento

El Global Big Day (Gran Día Mundial) es una celebración anual de avistamiento de aves que están a nuestro alrededor. No importa dónde te encuentres, únete virtualmente el 8 de mayo y comparte las aves que encuentres en el portal y la aplicación E-bird.

Participar es fácil, incluso puedes hacerlo desde casa. Si puedes dedicar 5 o 10 minutos, ingresa tus observaciones de aves en E-bird en línea o a la aplicación gratuita E-bird Mobile. Si tienes más tiempo, envía listas de aves durante todo el día. Nunca sabes lo que podrías ver.

El año pasado, Global Big Day reunió virtualmente a más observadores de aves que nunca. Más de 50.000 personas de 175 países ingresaron la asombrosa cantidad de 120.000 listas a E-bird, estableciendo un nuevo récord mundial para un solo día de observación de aves.

Obtén una cuenta de E-bird: E-bird es una base de datos de aves mundial utilizada por millones de observadores de aves que permite compilar los avistamientos de todos en una sola lista masiva del Gran Día Mundial. Es 100% gratuita de principio a fin.

Observa aves el 8 de mayo: es así de simple. No necesitas ser un experto en aves o salir todo el día, incluso 10 minutos de observación de aves en el jardín, la terraza o la ventana cuentan. El Global Big Day se extiende desde la medianoche hasta la medianoche durante 24 horas.

Fuente: Periódico Bolivia

Página procesada en: 0,82 segundos.
Tiempo: 0.9818 segundos.