Cámaras de desinfección, un arma frente al coronavirus

La Paz, 31 mar 2020 (ATB Digital).- Desde la declaratoria de emergencia sanitaria que puso en cuarentena a todo el territorio nacional contra el brote del Coronavirus (COVID-19), como una medida de contención, prevención y protección en la ciudadanía, son centenares los efectivos navales que a nivel nacional se encuentran día a día realizando patrullajes en diferentes regiones del país, así como en regiones fronterizas fluviales y lacustres exigiendo a la población a quedarse en casa para evitar contagiar a la familia.

Todo este arduo trabajo de patrullaje y control, es realizado por Oficiales Superiores, Oficiales Subalternos, Suboficiales, Sargentos, Marineros y personal civil en salud, entre otros, quienes coadyuvan a la ejecución de esta tarea, exponiendo sus propias vidas para que esta pandemia no cobre la vida de más bolivianos.

Es por ello, que el Comando General de la Armada Boliviana velando por la seguridad de la vida humana de sus efectivos, realizó la implementación de “Cámaras de Desinfección” en sus Grandes y Pequeñas Unidades Navales, desplegadas en las cuencas; Lacustre, Amazónica y Del Plata.

Claro ejemplo de la implementación de este dispositivo de control sanitario, es con el que cuenta el Batallón de Policía Militar Naval No. 1 de la Armada Boliviana, donde más de 100 efectivos navales al retornar de los operativos deben cumplir con todos los protocolos de seguridad sanitaria al interior.

“Al término de las operaciones de patrullaje, nuestros efectivos retornan al Batallón Naval, donde se cumplen los dispositivos para evitar el contagio del Coronavirus, asimismo, se está fumigando de manera permanente nuestra instalación, para proporcionar a nuestros miembros las mejores condiciones de salubridad” manifiesta, el Capitán de Fragata Herbi Rioja, Comandante del Batallón de Policía Militar Naval No. 1 de la Armada Boliviana.

El personal naval al llegar a esta unidad, desciende de los vehículos para formar a una distancia de 1.50 metros, y mientras un Oficial da parte de las novedades del patrullaje desarrollado durante la jornada, presurosamente se acercan efectivos con equipos de desinfección para proceder a fumigar completamente el vehículo.

Posteriormente, les realizan el control de la temperatura para proceder a efectuar bajo estricta supervisión los protocolos de higiene sanitaria, iniciando con la limpieza y desinfección de la parte inferior del calzado, el correcto lavado de manos e ingresar a la cámara de desinfección, donde cada persona al interior es rociado con desinfectantes que eliminan los virus impregnados en su indumentaria, misma que toma entre 10 a 20 segundos por persona, medida preventiva que coadyuva a contener el brote del coronavirus en esta instalación cuartelaría.

Asimismo, al interior de esta Unidad Naval, se pudo observar que la vida y la rutina de los marineros también ha cambiado por el virus, donde cada uno debe respetar la distancia en todas sus actividades, incluso en el almuerzo y las formaciones, todos deben desinfectarse las manos antes de ingresar a cada uno de los ambientes, asiendo de la higiene su principal arma para combatir la expansión del virus.

Fuente: La Armada En Acción

Página procesada en: 0,26 segundos.