Cerca de un centenar de familias fueron evacuadas en Tiquipaya

Cochabamba, 22 de enero (ATB Digital).- Cerca de un centenar de familias tuvieron que abandonar sus hogares, en tanto que otros se mantienen aún en alerta, debido a las lluvias que provocaron el desborde del río Taquiña que arrastraba restos de troncos y piedras en Tiquipaya.  La Alcaldía y Gobernación trasladaron maquinaria pesada mientras buscan más recursos para atender la situación. Los vecinos lloran porque nuevamente la naturaleza destruye todo a su paso.

En horas de la mañana una  mujer de aproximadamente 50 años, quien tenía hipotermia y presentaba algunos golpes debido a la mazamorra que ingresó a su domicilio, fue rescatada del segundo piso de su vivienda ubicada a menos de 100 metros del cauce del río Taquiña.

En la zona de Juventud Chilimarca, en el municipio de Tiquipaya, la mazamorra derribó un poste de luz en la zona, Elfec cortó el suministro de electricidad como medida preventiva.

Esther Soria, gobernadora de Cochabamba,  instó a las personas que viven a “3 cuadras del río” que evacúen sus viviendas porque el “río seguirá creciendo”. “Dejen sus cosas, sus vidas es lo más importante” añadió a tiempo de informar que la Policía y rescatistas tienen la instrucción de desalojar esas viviendas.

La presidenta  Jeanine Áñez junto a los ministros de Defensa, Obras Públicas, Gobierno y de la Presidencia recorrieron las zonas afectadas  en el municipio de Tiquipaya distante a 10 kilómetros de la capital cochabambina. De acuerdo a un informe preliminar difundido por este municipio habría más de 20 casas afectadas y al menos 90 familias que han tenido que evacuar sus viviendas.  Desafortunadamente el lodo continúa bajando de la cuenca Taquiña que nace en el Tunari y continúa lloviendo.

Página procesada en: 0,24 segundos.