Donaciones de bioseguridad abandonadas por el gobierno de Áñez fueron entregadas a Salud y a las FF.AA.

Donaciones de bioseguridad abandonadas por el gobierno de Áñez fueron entregadas a Salud y a las FF.AA.

La Paz, 3 mar 2021 (ATB Digital).- El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, informó este miércoles que se entregó al Ministerio de Salud y a las Fuerzas Armadas (FFAA) el lote de donaciones de insumos de bioseguridad y equipos médicos procedentes de China que fue abandonado desde abril de 2020 por el gobierno de facto.

“En nombre del pueblo boliviano agradecemos la solidaridad de las empresas Chinas CATIC y Venere”, expresó Blanco, a través de su cuenta de Twitter.

Según indica un boletín institucional, la República Popular de China entregó a la Embajada de Bolivia la donación durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez, en abril y junio de 2020, como apoyo ante la emergencia sanitaria a causa del COVID-19.

Detalla que la primera partida fue de 10.000 barbijos destinados a las FFAA, la cual se entregó en la Embajada boliviana en Beijín por Peng Chen, representante de la empresa china National Aero Technology Import and Export Corporation (CATIC) a principios de abril.

La legación diplomática envió una nota a la entonces canciller Karen Longaric pidiendo hacer las gestiones pertinentes para el envío de esos insumos a Bolivia; sin embargo, no se respondió a esa solicitud, ocasionando que los barbijos queden en dependencias de la Misión Diplomática boliviana.


Dos meses más tarde, en junio, llegaron al mismo destino cinco respiradores no invasivos y 500 trajes de bioseguridad donados por la empresa china Venere Import and Export Co. Ltd., mismos que fueron entregados por su vicedirector ejecutivo, Wang Yong.

Tal como ocurrió en abril, la Embajada boliviana envió una nota a la entonces canciller Longaric solicitando que haga las gestiones necesarias ante el Ministerio de Salud para viabilizar la llegada de esos materiales a Bolivia, el 10 de junio. La empresa Venere ofreció colaborar a la Embajada boliviana en la tramitación de los certificados exigidos por la aduana china.

El 23 de junio, la Misión Diplomática boliviana envió otra nota a Longaric recordándole el documento remitido anteriormente, el 10 de ese mes, y solicitando el nombre de una persona de contacto en Bolivia para los trámites aduaneros en China, a requerimiento de Venere.

El 13 de agosto, después de conocer el nombre de contacto en el Ministerio de Salud, la Embajada boliviana envió otra nota a la Cancillería, esta vez al entonces viceministro de Relaciones Exteriores, Manuel Jesús Suárez Ávila, remitiendo cotizaciones de empresas transportadoras y pidiendo que esos documentos se hagan llegar al Ministerio de Salud para su conocimiento y las acciones correspondientes. Las cotizaciones se enviaron a Salud el 17 de agosto.

Casi dos meses después, el 8 de octubre, la entonces ministra de Salud, María Eidy Roca, envió una nota a Longaric, informando que su despacho había escogido a la empresa Air Sea Worldwide como transportadora de los respiradores y los trajes de bioseguridad. Además, pidió que, a la brevedad posible, la Cancillería envíe documentación de Venere y de la empresa transportadora al área administrativa de Salud para respaldar la gestión del pago.

Un mes más tarde, el 6 de noviembre, Cancillería hizo efectiva la solicitud ante la Embajada en Beijín, a través de una nota en la que solicita los documentos de las empresas Venere y Air Sea Worldwide.

Página procesada en: 0,79 segundos.
Tiempo: 0.8833 segundos.