El paro cívico impide a los universitarios trabajar y estudiar

El paro cívico impide a los universitarios trabajar y estudiar

Santa Cruz, 6 de noviembre 2022 (ATB Digital).- El paro indefinido y “con sabotaje” a la economía de Santa Cruz afecta a universitarios que trabajan para pagar sus estudios, alimentos y alquileres, denunció este domingo el dirigente de la Confederación de la Universidad Boliviana (CUB), Néstor Montecinos.

El universitario, junto con sus compañeros Manfred Véliz y Alejando Mansilla, sostienen una huelga de hambre que ya lleva cuatros días en las puertas de ingreso a la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm).

“No tenemos clases virtuales, menos presenciales; la mayoría de las facultades no estaban preparadas para enfrentar las consecuencias de este paro económico que también está afectando a los universitarios y estudiantes de escuelas y colegio”, explicó.

Los bachilleres serán también duramente golpeados cuando intenten postular su ingreso a la universidad pública, porque con tantos días de paro con bloqueos, su nivel de preparación ha caído, comentó.

“La mayoría de los universitarios son hijos de familias de gremiales, transportistas, trabajadores regulares o de productores agropecuarios. Muchos estudian y al mismo tiempo trabajan para pagar sus estudios, alimentación y alquiler, pero ahora no estudian ni trabajan”, denunció.

Montecinos explicó que no hay que ser economista para darse cuenta que el paro cívico está golpeando a la economía de la población que obtiene ganancias para vivir al día y del daño severo que se está ocasionando.


El rector de la universidad Vicente Cuéllar representa primero a los universitarios, recién es presidente del Comité Interinstitucional del Censo. “Debe actuar como verdadero líder de la comunidad estudiantil.

Las autoridades académicas de la Gabriel René Moreno convocaron a su personal docente, administrativo y estudiantil a la “marcha de las marchas, de manera obligatoria, este lunes por tarde para pronunciarse contra el gobierno nacional.

El representante universitario dijo que, en otras marchas, fueron obligados a concurrir en puntos de bloqueos para recién habilitarse a exámenes de evaluación.

“Cualquier protesta debe ser voluntaria, no obligatoria y bajo sanción”, recomendó.

Los tres estudiantes sostienen la medida radical de no consumir alimentos en apoyo a sus compañeros que dejaron de estudiar y trabajar, y ahora obligados a marchar.

“Nosotros estamos en la huelga de hambre para no recurrir en agresiones contra las personas que quieren trabajar, como está ocurriendo ahora con violencia y peligro de perder vidas inocentes”, dijo.

Fuente> ABI

Página procesada en: 1,59 segundos.
Tiempo: 1.9138 segundos.