Josué: “Quiero ser maestro de sordos”

Josué: “Quiero ser maestro de sordos”

La Paz, 17 oct 2021 (ATB Digital).- “Yo quiero entrar a la Normal para estudiar química y biología y ser maestro de sordos”, afirma muy seguro, Josué Irvin Pizarro Vargas, un adolescente de 16 años con discapacidad auditiva.

Esta semana llegó a la ciudad de La Paz a participar de un acto en el Ministerio de Educación a propósito de celebrarse el “Día de las personas con discapacidad”.

Con su uniforme de colegio, un muchacho alto, de pelo oscuro y usando lentes que le dan un aspecto intelectual, se lo observa comunicarse con lenguaje de señas de forma muy expresiva. Se siente su ímpetu de comunicarse con los demás y entablar una conversación; pero muchos se ven impedidos de hablar con él y es necesario acudir a otra persona para que pueda traducir las señas que utiliza Josué.

“Mi nombre es Josué Irvin Pizarro Vargas, tengo 16 años, estoy en cuarto B de secundaria de la Unidad Educativa Guido Villagómez de la ciudad de Oruro, ahí tengo muchos compañeros y somos dos sordos, la otra compañera es mujer, estamos juntos en el colegio y los estudiantes son oyentes hablan y hablan, somos muchos en secundaria”, relata a través del lenguaje de señas a la ABI.

Dijo sentirse contento porque aprendió muchos conocimientos en el colegio a través de sus profesores de física, artes plásticas, de matemáticas, filosofía, educación física, y todos sus maestros.

“Mis profesores me dan muchas tareas, tengo que escribir bastante y hago todos mis trabajos, me gusta sacarme 100”, afirma con bastante entusiasmo.

Recuerda que cuando era pequeño estuvo en otra escuela; pero lo retiraron porque no podían enseñarle. Después llegó al colegio Guido Villagómez, que es una unidad educativa inclusiva para niños con discapacidad auditiva.

Pese a esa discapacidad auditiva, Josué dice tener muchos amigos y que le gusta jugar fútbol con sus compañeros.

Josué cuenta que cuando nació, su mamá pensaba que tenía discapacidad intelectual, “así pensaban ellos, era muy chistoso, porque lo que tenía era discapacidad auditiva”, afirmó.

También recuerda que cuando era niño vivían en una casa pequeña; pero después de algunos años sus padres pudieron comprar otra más grande, donde actualmente vive junto a su hermano y hermana que no tiene ninguna discapacidad.

Cada 15 de octubre se recuerda en Bolivia el “Día de las personas con discapacidad” y una de las discapacidades es la auditiva. Las personas sordas pueden integrarse a través de la lengua de señas.

El Ministerio de Educación reportó recientemente que en Bolivia se tiene más de 18.000 estudiantes con diferentes discapacidades que estudian en más de 200 centros de educación especial del país y que esa cartera de Estado no ha descuidado la atención a este sector vulnerable.

“Por primera vez, se entregaron los textos escolares a educación especial en sistema braille, lenguaje de señas, también se realizan gestiones con los alcaldes de los municipios para contar con una infraestructura adecuada para los estudiantes con discapacidad”, informó la directora de Educación Especial, Elsa Chavarria.

Debido a la pandemia del COVID-19, los estudiantes de educación especial tuvieron que pasar clases a distancia, semipresenciales o presenciales, incluso los maestros se dieron modos para llegar hasta las casas de los estudiantes, resaltó.

El Ministerio de Educación lanzó el pasado martes diversas actividades a desarrollarse durante este mes de octubre en todo el país por el “Día nacional de las personas con discapacidad”, que se recuerda cada 15 de octubre, para sensibilizar sobre la atención a este sector vulnerable y fortalecer las potencialidades de los estudiantes.

Fuente: Agencia Boliviana de Información

Página procesada en: 0,8 segundos.
Tiempo: 0.8885 segundos.