La Iglesia Católica en Santa Cruz: Una procesión a la casa de Calvo y una homilía en apoyo a los movilizados por el censo

La Iglesia Católica en Santa Cruz: Una procesión a la casa de Calvo y una homilía en apoyo a los movilizados por el censo

Santa Cruz, 20 nov 2022 (ATB Digital).- En nombre de Dios, la Iglesia Católica se volcó este domingo en apoyo a los líderes del paro cívico en Santa Cruz. Una procesión a la cabeza de un párroco llegó hasta la casa del cívico Rómulo Calvo y en su homilía monseñor Sergio Gualberti pidió resolver el conflicto por el censo y respeto a los movilizados alentados por los cívicos.

Desde hace 30 días se mantiene un paro cívico convocado por el gobernador Fernando Camacho, el cívico Rómulo Calvo y el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar. La extrema medida está marcada por violencia, racismo, discriminación, quema de la sede de los campesinos y saqueo de oficinas de la COD cruceña.

El sábado, un grupo de personas dirigidas por un párroco, según imágenes difundidas por el canal Detrás de la Verdad de Santa Cruz, llegó hasta la casa de Calvo, donde guarda detención domiciliaria a la espera de un proceso penal por varios delitos públicos. Se escucha al párroco orar y bendecir a Calvo, a quien le regalaron una Biblia con reverencias, incluidas.

Este domingo y en la línea de la Asamblea de Obispos de la Conferencia Episcopal de Bolivia, Gualberti, Arzobispo Emérito de Santa Cruz, quien tiene fijada una posición con respecto de los gobiernos de Evo Morales y Luis Arce, exigió dar solución al conflicto por el censo y escuchar a “un pueblo sufrido y cansado”.

De acuerdo con el boletín digital Campana, de la Arquidiócesis cruceño, Gualberti “pidió a las Autoridades e Instituciones del Estado, escuchar el clamor de un pueblo sufrido y cansado, que pide una solución rápida y constitucional al conflicto por el Censo, un pueblo que pide respeto de la vida y una convivencia en paz, y no amenazas, no grupos de choque y confrontaciones con sus secuelas de dolores, heridos y muertos”.

En toda la homilía, no mencionó ni una palabra contra quienes ordenaron los actos de violencia contra los vecinos del Plan 3000, opuestos al paro cívico. Grupos violentos vinculados a la paraestatal Unión Juvenil Cruceñista (UJC), brazo operativo del Comité pro Santa Cruz, saquearon negocios y destruyeron viviendas en el Plan 3000.

También saquearon y quemaron la sede de los campesinos, y saquearon las oficinas de la Central Obrera Regional (COD). En los puntos de bloqueo hay violencia y cobros para dejar pasar vehículos. Los datos del Gobierno dan cuenta de cuatro muertos, una violación grupal y más de 180 heridos en 30 días de paro cívico, resistido por gremiales y transportistas que se dieron modos para continuar parcialmente con sus actividades porque viven del día a día.

Campana reportó también de misas con presencia de cívicos y en puntos de bloqueo. El “sábado 19 de noviembre, Warnes vivió una jornada de oración, pidiendo por la paz en Bolivia, organizada por la Parroquia Nuestra Señora del Rosario. Desde el templo la feligresía de Warnes salió en procesión rezando el Santo Rosario, por las principales calles hasta llegar a la rotonda sur, donde el P. Germán celebró la misa en presencia de los jóvenes de confirmación, catequistas, autoridades cívicas y pueblo en general”, informó.

Añadió que, “desde que se inició el paro indefinido los fieles de las diferentes Parroquias y Capillas de la Arquidiócesis de Santa Cruz, tanto de la ciudad como del campo, de manera permanente se vienen reuniendo para rezar el Santo Rosario en los distintos puntos de bloqueo. Así también los sábados y domingos se celebran las misas en las diferentes rotondas de nuestra ciudad”.

El vocero de la Presidencia Jorge Richter denunció que los cívicos y radicales de Santa Cruz mantienen el paro, pese a haber recibido garantías de la vigencia de la norma para la realización del Censo 2024, la redistribución de recursos y escaños a todas las gobernaciones.

Monseñor Gualberto cerró la homilía, diciendo: “Elevemos nuestras oraciones Jesucristo, el Rey para las víctimas de los enfrentamientos y sus familiares, y para que la paz se inscriba en los corazones de todos los que vivimos en este país. Amén”

ABI

Página procesada en: 1,45 segundos.
Tiempo: 1.5597 segundos.