Lavaderos de autos e inmuebles en construcción pagarán tarifa comercial de Bs 10,6 el metro cúbico de agua

Lavaderos de autos e inmuebles en construcción pagarán tarifa comercial de Bs 10,6 el metro cúbico de agua

La Paz, 18 de noviembre 2022 (ATB Digital). - Los negocios de lavado de autos y los inmuebles en construcción (casas y edificios) comenzarán a pagar una tarifa en categoría comercial y ya no domiciliaria, es decir que por el consumo de un metro cúbico de agua se debe pagar 10,60 bolivianos, como una medida ante la escasez de lluvias y reservas limitadas del recurso.

“Conjuntamente con los gobiernos municipales de ocho municipios hemos entrado en un acuerdo en que nos darán la información de qué negocios tienen en las ciudades. En este sentido, nosotros haremos el cambio de categoría, no de tarifa, porque ellos están lucrando con una tarifa solidaria que pagan 1,78 bolivianos el metro cúbico. No nos oponemos a los negocios, como el lavado de autos, pero sí que esté acorde a la normativa, por tanto, si tienen un negocio su tarifa tiene que ser comercial”, declaró el interventor de Epsas, Gonzalo Iraizos, ante la consulta de cómo se regulará el negocio de lavado de autos.

De acuerdo con la tarifa de la distribuidora de agua potable, los vecinos, amas de casa y personas en general que no tengan alguna actividad comercial en su inmueble para el que se requiera agua, actualmente pagan 1,78 bolivianos por metro cúbico (m3), monto que es válido hasta los 15 metros cúbicos.

Pero si supera ese nivel, el monto se eleva hasta llegar a 150 metros cúbicos a una tarifa de siete bolivianos por cada unidad de esa medida.

En el caso de la categoría comercial, el cobro por la utilización de 1 a 20 m3, el cobro es de 10,6 bolivianos por unidad y si es mayor a 20 m3, la tarifa sube a 19 bolivianos.


Iraizos indicó que en el caso de las edificaciones y construcciones de casas, anteriormente Epsas notificaba al dueño, pero ahora con la modificación de la normativa, se dispuso que los propietarios de los inmuebles se presenten hasta las oficinas para comunicar el mismo, de lo contrario, serán sujetos a sanciones.

“Ya no vamos a hacer notificaciones, ellos tienen que venir a hacernos conocer, de lo contrario, se sancionará con multas y de acuerdo al consumo realizado, porque no puede ser que, por el uso de agua para la mezcla del cemento, lavado de aceras y otros que tiene que ver con las construcciones paguen una tarifa solidaria, sino comercial. Una vez que concluyan la obra se dirigen a Epsas para que nuevamente retornen a categoría domiciliaria”, explicó.

Este tipo de medidas se implementa ante la reducción de agua en las represas, que en la ciudad de La Paz se tiene garantizado hasta febrero de 2023 y en el caso de El Alto, hasta marzo del mismo año, a causa de la falta de lluvia y sequía que azota al país.

No obstante, el interventor dijo que ya se tiene planes de contingencia para que no se registre una escasez del recurso.

Agregó, por ejemplo, que les llama la atención que en general produzcan 7,7 millones de metros cúbicos de agua, pero de esa cantidad sólo facturen 5,4 millones de metros cúbicos, esto quiere decir que casi dos millones de metros se van en conexiones clandestinas, en tuberías que datan de hace años, filtraciones dentro del hogar y otros.

Fuente: Página Siete

Página procesada en: 1,6 segundos.
Tiempo: 1.7548 segundos.