Pary cuestiona el informe de la misión de la OEA y reivindica la importancia del voto rural

Washington, EEUU, 24 oct 2019 (ATB Digital).- El canciller de Bolivia, Diego Pary, aclaró el jueves ante el Consejo Peramente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) "no es oficial" y descartó cualquier posibilidad de fraude en las elecciones generales que se realizaron el domingo.

La autoridad explicó a esa instancia regional que el TREP se implementa desde 2016 para "trasparentar el resultado de las elecciones dando a conocer en el menor tiempo posible los resultados preliminares de cada una de las mesas de sufragio".

Pary afirmó que "el sistema TREP no remplaza ni complementa el cómputo oficial de resultados, simplemente se constituye en una herramienta de transparencia del proceso electoral" e indicó que "no remplaza el cómputo oficial de resultados".

Explicó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) reportó el domingo el conteo rápido de votos hasta 83,85% y suspendió su difusión, porque se inició -de forma paralela- el sistema de cómputo oficial; sin embargo, dijo que a solicitud de los observadores internacionales se restableció TREP 24 horas después.

"Se reinició con el sistema TREP 24 horas después hasta el día siguiente, donde se hizo conocer una nueva tendencia, ya que se incorporaban votos de las provincias más alejadas del país", explicó y aclaró que el voto de esas regiones siempre fue masivo y a favor del presidente Evo Morales.

Pary compareció ante esa instancia a solicitud del Gobierno boliviano, tras el informe de la Misión de Observadores de la OEA y supuestas denuncias de fraude sin pruebas, que generaron descontento y desconfianza en militantes y seguidores de la oposición boliviana encabezada por el candidato de Comunidad Ciudadana (CC), el expresidente Carlos Mesa.

La Misión de la OEA sugirió que la "mejor opción" sería convocar una segunda vuelta electoral en Bolivia, incluso si Morales obtiene el 10% de diferencia sobre el segundo, margen necesario para alcanzar la victoria en la primera vuelta.

"Bolivia valora la presencia de la misión de observadores electorales de la OEA; sin embargo, considera que el informe emitido no recoge la información con la ecuanimidad que corresponde", indicó Pary y recordó que el Estado boliviano solicitó la presencia de la Misión de Observación de ese organismo.

Respecto al conteo manual y oficial de votos, aseguró que "en Bolivia no existe la posibilidad de fraude o de manipulación de datos, ya que cada uno de los delegados de los partidos políticos cuenta con una copia del acta de cada mesa".

"Son más de 33.000 mesas de sufragio, en cada una de estas mesas cada partido político puede tener hasta dos delegados y cada uno de estos delegados se lleva una copia del acta y ahora con la tecnología se llevan una fotografía del acta con los resultados de la votación", explicó.

Denunció que "hasta la fecha ninguno de los candidatos (de oposición) ha presentado pruebas fehacientes de un supuesto fraude y más al contrario se han ocupado de movilizar a la población, tomar instituciones, quemar oficinas de tribunales electorales y realizar persecución de autoridades".

"Nos preguntamos, porque no permiten que se concluya el cómputo final, cuál es su propósito de perseguir a las autoridades electorales, cual es el propósito de destruir las oficinas", cuestionó y dijo que esas acciones no son democráticas. (ABI)

Página procesada en: 0,23 segundos.