Testimonio de un herido: “Cuando me fijé mi brazo, estaba colgando”

Testimonio de un herido: “Cuando me fijé mi brazo, estaba colgando”

La Paz, 16 mar 2021 (ATB Digital).- La ciudad de El Alto, el 11 de noviembre de 2019, empezaba a sufrir una de las masacres más violentas y sangrientas protagonizadas por los militares y policías que dispararon contra los pobladores alteños que empezaban a protestar por el golpe de Estado protagonizado por Jeanine Áñez.

Ese día, Cipriano Rogelio Chapetón se dirigía a la feria 16 de Julio en busca de un repuesto, pero fue herido por una bala disparada por las fuerzas combinadas. Poco después fue trasladado al hospital Boliviano-Holandés donde recibió maltratos por parte del personal de salud.

“Yo me estaba dirigiendo hacia la (feria) 16 de Julio a comprar una tuerca, entonces en esas circunstancias me han disparado, he sentido un golpe muy duro y dije ¿qué ha pasado? Entonces como muchos estaban correteando por allí yo dije me han arrojado una piedra, yo no pensaba que era bala, pero cuando me fijé mi brazo, estaba colgando”.

“Hemos llegado al hospital Boliviano-Holandés pero ni siquiera han querido curarnos, directo los doctores y enfermeras nos han agredido a nosotros: ¡Ahí está pues se lo han ganado!, ¡para que han ido!, ¡ustedes son masistas!, ¡ahora sí ustedes van a ir a la cárcel!, ¡son unos sediciosos, vándalos, terroristas!, ¡ahora llámenle pues al Evo, que les haga curar!

“Hasta que me han llevado a rayos X por la bala. Ahí han entrado los policías, en los hospitales siempre hay cortinas, han destapado las cortinas y nos han dicho ahorita van a ir ustedes detenidos y yo también me asusté”.

El testimonio de Cipriano Rogelio Chapetón forma parte del Informe final de conclusiones de la Comisión Especial Mixta que investigó las masacres de Senkata y Sacaba, que terminó con 37 muertos, más de 800 heridos y alrededor de 1.500 aprehendidos.

Página procesada en: 0,9 segundos.
Tiempo: 1.0018 segundos.