Viceministra Silva: Si el bosque amazónico desaparece, sería un mal gigantesco

Viceministra Silva: Si el bosque amazónico desaparece, sería un mal gigantesco

Argentina, 8 sep 2019 (Sputnik).— Si los bosques de la Amazonía desaparecen, será un "mal gigantesco" con unas graves consecuencias tanto ambientales como sociales, advirtió la viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva Maturana a la agencia  Sputnik.

La importancia de un bosque amazónico, explicó, consiste en que "el agua no solamente fluye hacia las cuencas, sino que se filtra por el suelo donde la toman las raíces y vuelve a salir por un ciclo de transpiración, o sea los arboles toman el agua que va saliendo en el suelo, la sacan como todas las plantas, la transpiran, aportan a la lluvia, a la humidificación del ambiente, esta vuelve a caer en los suelos".

"La desaparición del bosque amazónico significa que toda el agua que llueve llegaría efectivamente directamente a los ríos, y puede generar inundaciones, que las cuencas pierdan cauce, pérdida de suelos", apostilló la viceministra.

Enfatizó que el bosque amazónico, por su humedad, es "muy importante para los ciclos hídricos".

"Porque es un bosque húmedo, cada planta genera mucha más humedad, mantiene más humedad en el bioma y por lo tanto aporta a los arroyos, a los ríos que tarde o temprano van alimentando las grandes cuencas", detalló.

La eliminación del bosque amazónico en términos de agua "es muy trágica", subrayó la titular adjunta de Medio Ambiente.

En cuanto a las repercusiones globales, junto con los bosques en la Amazonía corre el peligro de desaparecer la propia "vida humana en ese sistema".

"Yo siempre pienso que es importante decir que los bosques no son deshabitados, son sistemas complejos de culturas, de pueblos", señaló la viceministra al tiempo de alertar de que la eliminación del bosque amazónico "produciría la eliminación de pueblos enteros, de su cultura, (de los) que viven de sus recursos, que llevan muchos años allí, tendrían que migrar, que es pobreza".

Por lo tanto, "el efecto de la desaparición de un bosque es un efecto completo, así como su manejo debe ser integral su pérdida es integral, ya que tiene efectos ambientales, sociales, culturales, económicos y por supuesto en términos de cambio global es tremendamente nocivo", resumió.

Los jefes de Estado y representantes de Colombia, Perú, Bolivia, Brasil, Ecuador, Guyana y Surinam firmaron el viernes pasado el Pacto de Leticia por la Amazonía, mediante el cual se busca alentar a la comunidad internacional a conservar esa región del planeta.

La Cumbre en Colombia se dio en razón de los incendios forestales que persisten en la cuenca del Amazonas desde hace varias semanas, principalmente en Brasil y Bolivia.

Los incendios que afectaron a los seis biomas de Brasil –Amazonía, Caatinga, Cerrado, Mata Atlántica, Pampa y Pantanal– quemaron, sólo en agosto, unos 73.500 kilómetros cuadrados, superior a la superficie de Irlanda, según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués).

Tales incendios se presentaron por quemas tradicionales con fines agrícolas que salieron de control por la extensa sequía y los fuertes vientos que azotan a la región, lo cual también se presentó en el Bosque Seco Chiquitano, un ecosistema de transición entre las selvas del Amazonas boliviano y los bosques del Chaco.

Página procesada en: 0,22 segundos.