Yassir Molina, cabecilla del grupo parapolicial RJC, es enviado a la cárcel de Cantumarca

Potosí, 11 sep 2021 (ATB Digital).- Yassir Molina, cabecilla del grupo parapolicial Resistencia Juvenil Cochala (RJC), fue trasladado este sábado desde el penal de San Roque (Chuquisaca) hasta la cárcel de Cantumarca (Potosí).

La orden del traslado, según dio a conocer el Director del penal de San Roque, llegó a mediodía de este sábado.

Molina se hallaba en la cárcel San Roque, investigado por los destrozos contra la Fiscalía General del Estado, hecho registrado en octubre de 2020.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) Bolivia le dedicó un apartado a la RJC, organización que tomó fuerza en 2019, en Cochabamba, antes del golpe de Estado.

El equipo de expertos señala que la RJC empezó a desarrollar labores que son propias de la Policía, como patrullajes y vigilias en motos. Iban “premunidos de armas artesanales como bazucas y explosivos”, se lee en el trabajo.

El GIEI Bolivia nota un aparente vínculo entre los miembros de esa agrupación y los efectivos del verde olivo, “desde el motín policial del 8 de noviembre”, cuando las fuerzas de esa entidad se rebelaron. “un testimonio recibido por el GIEI, el comandante departamental de la Policía Jaime Zurita llamó a integrantes de la RJC a proteger la EPI Sur del ataque de vecinos de la zona”, reporta el diario Opinión.

Finalmente, el GIEI argumenta que recogió más de dos decenas de videos en los que “evidenció” a personas con distintitos de la Resistencia cometiendo “actos de violencia y racismo”.

De acuerdo con el trabajo evaluativo de los expertos, la RJC es un “un grupo de choque que se autoasignó el objetivo de, inicialmente, velar por los puntos de bloqueo instalados en Cercado”. Conforme pasó el tiempo, en consonancia con el GIEI, esta agrupación comenzó a adquirir elementos propios del accionar policial y generó “intimidación” en dirigentes políticos.

Página procesada en: 0,9 segundos.
Tiempo: 0.9916 segundos.