ABC de la Facturación Electrónica en Bolivia

ABC de la Facturación Electrónica en Bolivia

La Paz, 20 de junio 2022 (ATB Digital).- Constantemente la tecnología nos ofrece nuevos recursos a los seres humanos para mejorar nuestras vidas. Esto ha sucedido durante toda la historia de la humanidad, y se ha visto acelerado en las últimas décadas, propiciado por un avance de la educación especializada de las personas y un acceso mayor a la tecnología en general. En Bolivia, una de estas innovaciones es, actualmente, protagonista en el proceso de digitalización: la Facturación Electrónica en Línea.

Este sistema, que está en tendencia absoluta en América Latina y el mundo en general, ofrece múltiples beneficios que la hacen resaltar, entre los que se destacan:

       · Ahorro total de papel.

       · Ahorro de tinta.

   · Ahorro de impresora y su mantenimiento.

   · Ahorro de espacio físico de almacenamiento.

       · Ahorro de tiempo por simplificación del proceso de facturación.

   · Sistema seguro y confiable.

   · Disponibilidad en cualquier momento y lugar para acceder a los documentos emitidos.

   · Más eco-friendly.

   · Posibilidad de corregir errores.

Al respecto, hablamos con Wendy Andrade, COO de GuruSoft, compañía líder en el mercado de la Facturación Electrónica en Línea: “Este sistema es indiscutiblemente el mejor. El tiempo y el dinero son dos recursos sumamente valiosos para las empresas y los emprendimientos, y, con la emisión electrónica de comprobantes, estos aspectos se ven enormemente optimizados, lo cual resulta beneficioso para toda la orfanización”.

Un sistema con distintas opciones

Actualmente, en el país pueden contarse tres modalidades de Facturación en Línea: la mencionada Facturación Electrónica en Línea, la Computarizada en Línea y el Portal Web en Línea. A continuación, describiremos brevemente las principales características de cada una de ellas:

   · Portal Web en Línea: facturas que se confeccionan desde el website oficial o portal oficial del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).

   · Computarizada en Línea: consiste en la emisión y envío de una factura a través de un sistema autorizado por el SIN, éste debe ser capaz de crear un archivo XML para enviar la información de la transacción al cliente final. Estas facturas deben ser generadas a través de un sistema informático que sea autorizado por el SIN, ya sea uno propio o de un proveedor calificado.

   · Facturación Electrónica en Línea: es la modalidad más completa. Emplea un archivo XML, el cual se encarga de transportar toda la información generada en la transacción para finalmente ser aprobado por el SIN. Todas las facturas electrónicas en línea deben ser enviadas por correo electrónico y a través de un sistema informático que sea autorizado por el SIN, ya sea uno propio o de un proveedor calificado.

“No cabe absolutamente ninguna duda de que la Facturación Electrónica en Línea es superior a las otras modalidades de Facturación Electrónica que existen en Bolivia. Se trata de un sistema económico, que cuenta con los beneficios de los otros dos métodos, y le suma varios. Es la evolución que la tecnología nos brinda y que tanto bien hace a los contribuyentes que deciden adoptar”, describió Andrade.

Al momento de puntualizar las diferencias mencionadas respecto a las otras modalidades, la especialista manifestó: “Un aspecto que lo diferencia es la utilización de la firma digital. Ésta es un documento digital emitido por una certificadora autorizada que permite garantizar técnica y legalmente la identidad del titular, impidiendo así las falsificaciones. Todo esto permite garantizar la integridad de aquellos documentos firmados y su contenido”.

La obligatoriedad ya es un hecho

Mucho se ha hablado de que, en los países de la región que adoptaron la Facturación Electrónica en Línea, siempre se siguió un camino en general similar, partiendo de una etapa de prueba y voluntariedad para, luego de observar el enorme éxito de este recurso en la economía local, pasar a una obligatoriedad de la norma. En el caso de Bolivia, ya se sabe con certeza que la obligatoriedad será real pronto.

La experta explicó: “Las autoridades tributarias, cumpliendo con algo que se esperaba que así fuera, dieron como punto de partida el aviso a los primeros obligados a facturar electrónicamente en línea desde el primero de diciembre de 2021. Dicho grupo se especificó en el Anexo de la RND 102100000012, comprendiendo a 171 grandes contribuyentes”.

El segundo grupo de obligados, en total 2.491 contribuyentes, tuvieron como fecha de inicio de la obligatoriedad el 1 de abril del 2022 (RND 102100000019) y el tercer grupo, obligado a adaptar alguna de las modalidades de facturación electrónica está previsto para el 1 de octubre de 2022, como fecha máxima para su emisión. En total, en este último conjunto de contribuyentes, 3.897. (RND 102100000021).

Pero la misma Andrade les aconseja: “No deben esperar a que sea una reglamentación obligatoria y más allá de verlo como una obligación, el empresariado y los emprendedores bolivianos deben entender que se trata de una enorme ventaja para su negocio, y al no adoptarla están perdiendo tiempo y dinero”.

Una migración sencilla

Muchos bolivianos aún tienen la duda de cómo pasarse a este sistema, es por ello que, a continuación, vamos a explicarlo:

   1. Como punto de partida, se debe proceder con la asociación de un contribuyente al sistema autorizado de su proveedor para poder utilizarlo en la emisión de las facturas electrónicas.

    2. El proveedor inicia la asociación con el registro del contribuyente en el portal web, empleando los siguientes datos:

                                     o   NIT del contribuyente.

       o   Nombre del sistema asociado.

       o   Tipo del servicio prestado (Licencia, alquiler, servicio, etc.).

       o   Sectores asociados al contribuyente.

       o   Correo electrónico del contribuyente.  

3. Una vez realizado este procedimiento, el contribuyente debe realizar la confirmación de asociación a través del portal SIAT.

4. Lo siguiente que debe hacerse es la implementación del sistema de facturación en el negocio del contribuyente, cuya duración puede ser variable según el proveedor.

5. Cuando ya se haya instaurado el sistema, se debe continuar con la obtención del token de seguridad, que permite el consumo de los servicios requeridos, además de los códigos de autorización (CUIS, CUFD y CUF).

6. Tras obtener los códigos, se efectúa la sincronización de catálogos y homologación de los productos y/o servicios del contribuyente.

7. Por último, se realizan las pruebas piloto de emisión de facturas electrónicas en coordinación con el SIN. Si se superan satisfactoriamente dichas pruebas, se procede al llenado del formulario de inicio de operaciones e inicia la emisión de facturas en ambiente productivo.

Una compañía a la vanguardia

GuruSoft es una compañía boliviana de amplia trayectoria en la implementación de soluciones tecnológicas para sus clientes desde hace más de una década y su presencia en 9 países de América Latina la convierten en el aliado #1 para comenzar este proceso de emisión de facturación electrónica. Te puedes contactar con la empresa a info.bo@guru-soft.com o a los números:
7739 4652 o 7760 9387.

Página procesada en: 1,09 segundos.
Tiempo: 1.1063 segundos.