Inspeccionan el Instituto de Medicina Nuclear y anuncian la aceleración de trabajos

La Paz, 10 oct 2019 (ATB Digital).-El presidente Evo Morales realizó el viernes una inspección al Instituto de Medicina Nuclear que se construye en El Alto para atender a los enfermos de cáncer y, durante esa visita, reafirmó que la salud es un derecho humano y no una mercancía.

"La infraestructura está terminada al cien por ciento, el equipamiento me dicen que estamos con 70, 80 por ciento, pero ya está empezando el tratamiento" a los pacientes, informó.

En 2018, la Agencia Boliviana de Energía Nuclear y la estatal argentina INVAP firmaron un contrato para edificar tres institutos de medicina nuclear en Bolivia (El Alto, La Paz y Santa Cruz), con una inversión superior a los 150 millones de dólares.

Los institutos ofrecerán un servicio integral para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, medicina nuclear, oncología clínica y radioterapia oncológica.

El jefe de Estado indicó que los tres centros serán equipados con seis aceleradores lineales, nueve tomógrafos y otros equipos de última tecnología para combatir el cáncer con alta precisión, además de personal boliviano especializado.

Añadió que el Estado boliviano también contará con una planta de ciclotrón radiofarmacológico para producir medicamentos para el tratamiento del cáncer no solo para Bolivia, sino para la exportación.

"Es la primera inspección que estamos haciendo acá (...), me quedé impresionado cómo estamos equipándonos para combatir el cáncer", destacó.

En ese marco, Morales afirmó que el Gobierno está dando respuesta concretas y con la mejor tecnología para curar el cáncer en Bolivia, que avanza en los tratamientos gratuitos contra esa enfermedad.

"La salud no es mercancía (...), salud para nosotros es un derecho humano y no solamente un simple servicio", remarcó.

(ABI)


 


Página procesada en: 0,24 segundos.
Tiempo: 0.2431 segundos.