Bayern suma 14 triunfos consecutivos en Champions tras golear 6-2 al Salzburgo

Austria, 4 nov 2020 (ATB Digital).- El Bayern Múnich se impuso por 6-2 en su visita al RB Salzburgo, un resultado engañoso que permite al vigente campeón de Europa sumar 14 victorias consecutivas en 'Champions' y liderar con comodidad el grupo A.

Mërgim Berisha abrió el marcador frente a sus compatriotas al poco de comenzar el partido (4), pero el Bayern remontó antes del descanso con tantos del polaco Robert Lewandowski (21, de penal) y un autogol del defensa danés Rasmus Kristensen (44).

En el segundo tiempo, el Salzburgo volvió a empatar, por medio del japonés Masaya Okugawa (66), pero el vigente campeón de Europa acabaría goleando en el tramo final con los goles de Jerome Boateng (79), Leroy Sané (83), Lewandowski (88) y del francés Lucas Hernandez (90+2).

"Para los telespectadores fue un gran partido, pero para un entrenador no tanto", se quejó el entrenador bávaro Hansi Flick por los dos goles recibidos.

"Pero estoy muy contento por la mentalidad que ha demostrado el equipo. Tras el 2-2 del Salzburgo, logramos dar la vuelta al partido", añadió.

Con esta victoria, el Bayern suma los 9 puntos en tres jornadas, seguido por el Atlético de Madrid con 4, después de que los rojiblancos empataran 1-1 frente al Lokomotiv en Moscú.

En una primera parte más igualada de lo que 'a priori' se hubiese podido pensar, el Salzburgo se adelantó nada más comenzar con un zurdazo desde dentro del área del joven Mërgim Berisha ante el que nada pudo hacer Manuel Neuer (4).

Zlatko Junuzovic estuvo cerca de anotar el segundo, pero su disparo se marchó alto (8) y a partir de ese momento despertó el Bayern, que comenzó a sumar acciones ofensivas de peligro.

Lewandowski fue el primero en probar a Cican Stankovic (8), el defensa brasileño André Ramalho salvó un remate de Serge Gnabry sobre la línea (11), el árbitro pitó un penal que después anuló tras consultar el VAR (12) y poco después anuló un tanto a Gnabry por fuera de juego del delantero germano (15).

4 goles en menos de 15 minutos
El Bayern logró al fin el empate en el 21, en un penal cometido sobre Thomas Müller que transformó, con su habitual sangre fría, Lewandowski.

Y la suerte se alió con los actuales campeones de Europa antes del descanso, ya que un centro de Müller lo envió al fondo de su propia portería el danés Rasmus Kristensen (44).

El Bayern falló en su objetivo de sentenciar el partido al comienzo de la segunda parte (Stankovic le sacó dos remates a Gnabry en el 57 y 62 y Kingsley Coman estrelló un balón en el larguero) y lo pagó caro cuando el japonés Masaya Okugawa, que apenas llevaba unos segundos en la cancha, empató el partido (66).

Pero cuando todo parecía más complicado para el Bayern, el campeón de Europa se puso el disfraz de apisonadora y decidió el duelo con cuatro goles en menos de 15 minutos.

(AFP)

Página procesada en: 0,59 segundos.