La UE autoriza el consumo humano de grillos

La UE autoriza el consumo humano de grillos

UE, 16 de febrero (ATB Digital).- Desde hace tiempo, los grillos son una comida fundamental para los reptiles y ahora, también para los humanos, pues la Comisión Europea ha autorizado la venta de estos insectos como alimentos aptos para el consumo.

Los insectos forman parte de la dieta diaria de millones de personas en el mundo y son una fuente nutritiva con alto contenido en grasas y proteínas. Así lo corrobora la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), citados en el comunicado del Ejecutivo comunitario, que acaba de aprobar la comercialización del grillo como alimento dentro de la Unión Europea.

El grillo se convierte así en el tercer insecto en ser incluido en esta categoría después de haber dado luz verde al gusano de la harina y la langosta migratoria. Sin embargo, en el mundo occidental resulta un poco difícil añadirlo a nuestra dieta porque no es tan común. Eso sí, la entomofagia, como se conoce al objeto de estudio de la ingesta de insectos, lleva algunos años cobrando fuerza en el viejo continente, donde la industria alimentaria lleva tiempo experimentando con estos insectos importándolos de otros países.

Lo cierto es que los grillos se han convertido en una tendencia alimentaria. Se trata de un ingrediente extremadamente nutritivo ya que son ricos en proteínas y tienen capacidad antioxidante. De hecho, algunas personas los han empezado a utilizar como una fuente alternativa a la proteína animal.

Se pueden tomar en harina, disecados, caramelizados, horneados o incluso fritos. De hecho, internet ofrece una amplia gama de recetas para prepararlos. Te mostramos algunas de las ideas más extendidas.

Es el ingrediente estrella para realizar numerosas recetas y el principal componente para elaborar varios platos. Se puede utilizar para preparar desde acompañamientos salados como nachos, hasta postres dulces como crepes o brownies. De hecho, algunas empresas estadounidenses como Bitty Foods llevan casi una década utilizando la harina de grillo como premezcla de galletas y pasteles mezclada con harina de trigo y otros saborizantes.

Algunas webs especializadas en complementos alimentarios ya ofrecen barritas proteicas hechas a base de grillos. Dependiendo del sitio donde se compren, se pueden encontrar de diferentes sabores como yogurt y fresa. Por cada barrita, te estarías comiendo aproximadamente 15 grillos, dos veces más proteína que la que ofrece la ternera.

Si estás pensando en reducir el consumo de hidratos de carbono de tu dieta, también puedes sustituir la pasta tradicional hecha de harina y agua, por otros tipos de pasta más nutritivos, como el fusilli de trigo espelta, grillo molido y queso. El modo de preparación es igual que en otros tipos de pasta: la introduces en agua caliente y la dejas hervir durante unos minutos. Ya solo queda añadir el sofrito que prefieras.

En varios países del mundo los cócteles con insectos como ingrediente principal están de lo más codiciados. Uno de los más utilizados es, como no, el grillo. Estos pequeños insectos están presentes en combinados de ginebra y vodka y, en Perú, ya lo utilizan en bebidas como un remedio eficaz contra la anemia.

Las hamburguesas de grillos ya están en el mercado. Hace dos años, una empresa asiática llamada Cricket One empezó a comercializar las primeras hamburguesas hechas con carne de grillo. Durante su lanzamiento, los fundadores destacaron el reducido coste tanto ambiental como económico, ya que producir una hamburguesa de grillos es mucho más ecológico que producir una de carne de vacuno o de cerdo, porque no se necesita tanta tierra, agua y alimentos.

No obstante, si por el contrario prefieres hacer tus propias hamburguesas caseras, tan solo necesitarás un gran puñado de verduras y 50 gramos de grillos liofilizados. Luego debes triturarlos y añadirlos a la mezcla de verdura hasta que se integren. Para finalizar solo tendrás que añadir un poco de pan rallado para conseguir la masa homogénea y calentarlas en una sartén a tu gusto. ¿Te atreves a probarlo?

Página procesada en: 1,41 segundos.
Tiempo: 1.4433 segundos.