ATB Digital
Deportes

Tokyo 2020 | Juegos Paralímpicos Los Juegos Paralímpicos ‘despegan’ en Tokio

Tokyo 2020 | Juegos Paralímpicos Los Juegos Paralímpicos 'despegan' en Tokio

Tokyo, 24 ago 2021 (ATB Digital).- La llama olímpica ha vuelto a encenderse en Japón. Las tres semilunas de color azul, rojo y verde, símbolo paralímpico por excelencia, entraban con fuerza como tres veletas en el Estadio Olímpico de Japón. Era la prueba de que, por fin, tras una larga espera, arrancaban los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020. El espíritu de superación de los deportistas ha inspirado a la capital nipona, que ha conseguido inaugurar la cita paralímpica este martes pese al aumento de casos por COVID-19.

El estadio nacional se ha convertido en un para aeropuerto que da cobijo a un avión con tan sólo un ala que aspira a volar. Una metáfora que la organización ha utilizado para poner en valor la capacidad de adaptación de los paratletas. “No importa en qué dirección sople el viento, extendiende tus alas y vuela”. La resiliencia de esta avioneta, que finalmente alza el vuelo, es el ejemplo de cómo un cuento lleno de esperanza tiene final feliz. Es la demostración de que, pese a los obstáculos, cada uno tiene sus propias alas y con ellas puede llegar adonde quiera. 

La ciudad japonesa acoge por segunda vez en su historia los Juegos Paralímpicos, después de que ya lo hiciera en 1964. Casi 60 años después, y marcados por una pandemia mundial, regresan a Tokio. En total, 4.400 deportistas (la cifra más alta de la historia paralímpica) de 162 países diferentes han pisado el terreno olímpico para cumplir el sueño de colgarse una medalla. Por delante, más de doce días de competición, 529 eventos de 22 deportes diferentes y toda la ilusión de debutantes y veteranos. 

Homenaje a Afganistán

El izamiento de la bandera de Japón y su himno dieron paso al espectáculo. Los movimientos bañados de color, fuegos artificiales y danzas tradicionales enmarcaron una emotiva ceremonia que tuvo su máximo esplendor con el desfile de los grandes protagonistas, los deportistas. Los abanderados de cada país ondearon orgullosos sus banderas, guiando a sus delegaciones. Todos sonreían y saludaban, emocionados, observando cada rincón de un estadio vacío de aplausos, por la ausencia de público, pero lleno de música.

El equipo de refugiados paralímpicos abrió boca dando los primeros pasos del desfile. Es la primera vez en la historia que debutan con su bandera, ya que en Río 2016 compitieron bajo la bandera de atletas paralímpicos independientes. Tras ellos, salió Islandia y otros 162 países, algunos de ellos nuevos en esta cita paralímpica, como Paraguay, Bután y Maldivas. 

Un invitado ha faltado a la fiesta. Afganistán no ha estado presente físicamente, pero sí en espíritu. La bandera de Afganistán ha desfilado en solitario en homenaje a la ausencia de los dos paratletas que no pudieron volar a Japón después de que los talibanes tomaran el poder. La enseña del país de Oriente Medio, en manos de un voluntario, salió poco después de que el equipo de refugiados inaugurase el desfile.

Michelle Alonso y Ricardo Ten, los abanderados de España

La nadadora Michelle Alonso y el ciclista Ricardo Ten han sido los elegidos para ondear la bandera de España. Ambos afrontaban el reto “muy emocionados” y orgullosos de poder representar a nuestro país. La delegación española, formada por 139 representantes (129 deportistas y 15 deportistas de apoyo), ha celebrado la ceremonia de apertura con abrazos, sonrisas y una emoción incontrolable que, incluso, ha pausado por unos segundos el desfile, ralentizando la entrada del país que le seguía.

España es una de las delegaciones más importantes de los Juegos Paralímpicos. En sus 14 participaciones, cuenta con 651 preseas olímpicas y ocupa la undécima posición del medallero histórico. 

El encendido del pebetero puso el broche final a una ceremonia sin complejos. Mayumi Narita, ganadora de quince oros en natación; el triple medallista de esquí alpino, Kuniko Obinata y Takeuchi Mashiko, exjugador de tenis de mesa y medallista de oro en Tokio 1964 portaban las antorchas que terminaron en manos de la tenista paralímpica Yui Kamiji, el jugador de boccia Shunsuke Uchida y la haltera Karin Morisaki. Ellos, en sus sillas de ruedas, fueron los encargados de subir los últimos metros para encender la llama multicolor que encenderá, desde hoy, el cielo de Tokio hasta el próximo 5 de septiembre. 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Noticias relacionadas

Polémica en los Juegos Olímpicos: la mano de un jugador español en el área que despertó los reclamos de penal en Argentina

ATB Usuario

Cómo es el “efecto trampolín” de la pista de atletismo de los Juegos Olímpicos que ayuda a batir récords

ATB Usuario

Olímpicos de Tokio: el nadador que se contagió dos veces de coronavirus y ganó una medalla de oro

ATB Usuario