ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Farándula

Tom Cruise escapa ocho veces de la muerte

Tom Cruise escapa ocho veces de la muerte

La Paz, 09 de Julio, 2023 (ATB Digital).- En su afán por realizar todas sus escenas de acción, el actor arriesgó su vida muchas veces
Con 42 años de carrera, Tom Cruise es reconocido como uno de los rostros más importantes del cine contemporáneo. Gran parte de su catálogo actoral se ha vuelto un éxito inmediato y gran parte de esto se debe al enorme compromiso que Cruise ha hecho para llevar a cabo varias de las escenas de acción que lo han inmortalizado en la gran pantalla.

Es bien sabido que Cruise no permite que haya dobles de riesgo en sus películas (al menos para él), haciendo cada escena de acción por su cuenta y llevando su cuerpo al límite. En esta obsesión por convertirse en un Action Man de la vida real, Cruise ha aprendido a pilotar aviones, ha desarrollado una capacidad pulmonar arriba del promedio, es experto en paracaidismo y es un diestro combatiente de karate y kendo.

Pero esta autoexigencia le ha pasado una gran factura, pues en más de una ocasión, el actor de 61 años ha estado a punto de perder la vida frente a cámaras. Gracias a su destreza y al equipo profesional del que ha sabido rodearse, Tom Cruise continúa vigente, de hecho, declaró recientemente que quiere seguir poniendo su vida en riesgo hasta los 80 años, misma edad en la que Harrison Ford estrenó su última cinta bajo la piel de Indiana Jones.

Estas fueron todas las ocasiones en las que Tom estuvo a punto de morir en el set de grabación.

Top Gun (1986)
Sin lugar a dudas, Top Gun fue la cinta que llevó al estrellato a Tom Cruise. La historia del piloto rebelde que pone en alto el nombre de la unión americano se convirtió en un clásico instantáneo. Ya desde entonces, con tan sólo 24 años, Cruise ya estaba decidido a llevar su actuación hasta las máximas consecuencias. Esto se mostró en una de las escenas más dramáticas de la cinta cuando el avión del teniente Pete “Maverick” Mitchell y Nick «Goose» Bradshaw (interpretado por Anthony Edwards) presenta un falló y ambos deben eyectar de la nave.

En la cinta, Goose muere después de golpear su cabeza con la carlinga del avión, en la vida real, Cruise casi muere debido a que su paracaídas se llenó de agua y por poco lo lleva hasta el fondo del mar. Para suerte del actor (y de la industria de Hollywood), un buzo que vio el incidente desde un helicóptero saltó al agua y logró desprender al actor de su paracaídas.

Mucha gente hubiera desistido de hacer escenas peligrosas después de esta amarga experiencia, pero para Cruise, este sólo fue el comienzo.

Días de trueno (1990)
Tras Top Gun, Tom Cruise fue parte de varias películas dramáticas, destacando Cocktail de Martin Scorsese y Nacido el 4 de julio. Sin embargo, las películas de acción han sido lo que han mantenido a Cruise como uno de los actores más rentables de toda la historia y Días de Trueno reiteró esta idea. En esta cinta, Tom interpreta al piloto de carreras Cole Trickle, quien como un profesional de la NASCAR, debería saber que los autos para esta competición están diseñados específicamente para girar a la derecha, pero eso no lo sabía el actor que lo encarnaba.

Cruise fue advertido de lo peligroso que era girar a la derecha con un auto de NASCAR, pero no hizo caso y terminó por chocar. El actor salió ileso, pero una cámara de 100 mil dólares terminó completamente destruida.

Misión Imposible (1996)
La primera cinta de la saga que consagró a Tom Cruise como un estandarte del cine de acción. En una de las escenas más emblemáticas de la película, Ethan Hunt, el personaje de Cruise, hace estallar una pecera gigante para escapar. Cruise tuvo que correr sobre vidrios y rotos y una peligrosa cantidad de agua; nadie estaba seguro hacía donde se iría a todo el liquido, lo cual hacía aún más peligrosa la escena, pero al final, Cruise sólo se llevó un golpe en el tobillo.

El Último Samurái (2003)
Quizá este ha sido el momento en que la muerte se acercó más a Tom Cruise. El actor se encontraba ensayando una escena de combate de espadas con el experto en artes marciales Hiroyuki Sanada sobre caballos mecánicos. Uno de estos caballos no respondió como debía, golpeando a Cruise y dejando la espada de Sanada a milímetros del cuello de Tom. Todos salieron ilesos, la película fue un éxito y la anécdota pasó a la historia.

Collateral (2004)
Otro accidente de autos que casi deja sin vida a Tom Cruise, pero ahora, la culpa la tuvo Jamie Foxx (así lo reveló el mismo actor). El personaje de Foxx manejaba un taxi, el de Cruise un Mercedez Benz. Foxx debía realizar una acrobacia pero en lugar de eso pisó el acelerador y se fue de bruces contra el Mercedez de Tom. El equipo fue de inmediato a revisar si Tom estaba bien, lo cual Foxx tomó con humor debido a que se dio cuenta quién era la gran estrella sobre el set “¿Te imaginas todo ese dinero rebotando en el asiento trasero?”, bromeó Jamie en una entrevista.

Al filo del mañana (2014)
Cruise se vio involucrado en varias escenas peligrosas en años anteriores, como aquella de la cinta Protocolo Fantasma donde escala el Burj Khalifa, dejando al espectador con los nervios de punta. Sin embargo, el equipo estaba preparado para evitar cualquier accidente, por lo que su vida nunca estuvo en riesgo. Sería nuevamente un accidente en auto lo que pondría en peligro la vida del actor, ahora, la responsable fue Emily Blunt. Así lo contó en una entrevista con Conan O’ Brian:

“Lo escuché (a Cruise) decirme en voz baja, al acercarme a la curva, ‘Frena, frena, frena. Frena. Frena, frena, frena… Oh, Dios. Frena, frena, frena. Frena con fuerza ¡Frena fuerte! Lo hice demasiado tarde y nos estrellé contra un árbol… Casi mato a Tom Cruise”.

Misión imposible: Nación secreta (2015)
Para las escenas bajo el agua, Tom Cruise se sometió a un entrenamiento intensivo para aguantar la respiración más de lo de una persona normal, que es en promedio 30 segundos ¡El actor logró aguantar la respiración durante 6 minutos! Sin embargo, esta proeza tuvo varias consecuencias, pues para conseguir aguantar tanto, Cruise se desmayó en varias ocasiones.

En esta misma película, Cruise no tuvo problema en aferrarse a un avión en pleno despegue. Por supuesto, el actor estuvo rodeado de equipo de seguridad, pero terminó lastimado por las ráfagas de viento y diversos objetos que volaron por el aire.

Misión imposible: Repercusión (2018)
Un accidente que le dio la vuelta al mundo y que demostró la convicción de Cruise por dar lo mejor de sí en cada toma. El actor debía saltar entre edificios, pero no alcanzó la cornisa como debía y terminó fracturándose el tobillo. A pesar del dolor, Cruise continuó las filmaciones, dejando a todos los involucrados completamente atónitos. Incluso, el presentador Graham Norton declaró en su programa que “ahora entiende por qué Tom Cruise gana tan bien”.

“Soy un actor muy físico y me encanta hacerlas (escenas de acción). Estudio, entreno y me tomo mucho tiempo para resolverlo todo. ¡Me he roto muchos huesos! La primera vez de cualquier truco es estresante, pero también estimulante. ¡Me han dicho varias veces durante el rodaje de una acrobacia que deje de sonreír!”, llegó a decir Tom Cruise en su momento.

Fuente: Infobae

Noticias relacionadas

Galán de telenovelas: Fotografías delatan la “infidelidad” del actor Jorge Salinas

Cristal Vergara Capo

Elenco de Vecinos se despide de “Benito”

China informa de la primera muerte por coronavirus en ocho meses