ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Bienestar

Cuál es la enfermedad viral más contagiosa que puede volver

Mundo, 24 de feb 2024 (ATB Digital).- Más de la mitad de los países están en riesgo alto o muy alto de tener brotes de sarampión antes de fin de año si no se toman medidas de prevención, según advirtieron los expertos de la Organización Mundial de la Salud.

Se trata de una de las enfermedades más contagiosas que afectan a los seres humanos, principalmente a los más pequeños. El virus se transmite por el aire, y 9 de cada 10 personas que no estén protegidas se infectarán tras la exposición, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.

Si bien la mayoría de los afectados se recuperan, se sabe que en poblaciones con altos niveles de malnutrición y falta de atención sanitaria adecuada, el sarampión puede causar la muerte en el 10% de los casos. Por eso, la vacunación al día es crucial.

Ya América Latina está en alerta porque el ingreso de personas con la infección viral desde otras regiones del mundo pueden “generar brotes de diversa magnitud”, según sostuvo la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En Perú se confirmaron 2 casos recientemente. En Brasil, se confirmó en enero un caso de un nene de 3 años con sarampión. Había estado en Pakistán.

En la Argentina, se confirmó en enero pasado que un bebé de 19 meses de la ciudad de Salta tuvo sarampión. No había viajado a otros países y no estaba vacunado.

Más recientemente, un niño de 6 años, que había llegado desde España a la ciudad de Buenos Aires, también fue diagnosticado con la infección. Luego -según informó el Ministerio de Salud de la Nación el jueves pasado- también se enfermó el hermanito de 13 meses, que se encuentra en aislamiento respiratorio en domicilio. Ambos niños no estaban inmunizados.

A la cobertura de inmunización inadecuada, “se le suma que hay un incremento de casos de sarampión a nivel global y, por ende, un riesgo de reintroducción del virus en el país”, indicó.

“En 2023, la cobertura en América con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión fue del 85% cuando el ideal recomendado es de al menos un 95%”, subrayó Jané Llopis.

El nivel de cobertura venía bajando antes de la pandemia por el coronavirus, y se agravó tras los confinamientos y las restricciones de movilidad en todo el mundo en 2020. También corre desinformación sobre las vacunas que interfiere en el derecho de las niñas y los niños a ser vacunados para proteger su salud.

Entre los 10 países con mayores brotes de sarampión hoy figuran Yemen, India, la Federación Rusa, Irak, Pakistán, e Indonesia.

El año pasado, más de 58.000 personas en 41 países de Europa y Asia Central se infectaron de sarampión, lo que provocó miles de hospitalizaciones y 10 muertes relacionadas con esta enfermedad, según la oficina de OMS en Europa. Una persona adulta murió a principios de este mes por sarampión en Irlanda.

El 19 de enero, la Agencia de Salud y Seguridad del Reino Unido (UKHSA), la autoridad de salud pública, declaró al aumento de casos de sarampión como “incidente nacional”.

En los Estados Unidos, se registraron casos en Florida, Arizona, California, Georgia, Maryland, Minnesota, Missouri, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Pensilvania y Virginia.

El sarampión puede afectar a cualquier persona, pero es más común entre los niños. Antes de propagarse por todo el cuerpo, el virus infecta las vías respiratorias. Los síntomas incluyen fiebre alta, tos, secreción nasal y una erupción cutánea que se extiende por todo el cuerpo.

Se transmite mediante gotas de aire de la nariz, boca, o garganta de una persona infectada. Los síntomas suelen ser fiebre alta, congestión nasal, tos, ojos llorosos y rojos, pequeñas manchas blancas en la cara interna de las mejillas, y erupción generalizada en todo el cuerpo.

Las personas con sarampión tienen un sarpullido característico de la enfermedad. También aparecen puntos pequeños blanco azulados con fondo rojo intenso en la cara interna de la mejilla. Ante los síntomas, se debe consultar inmediatamente a un profesional de la salud.

Según la OMS, la erupción cutánea comienza entre 7 y 18 días después de la exposición, generalmente en la cara y la parte superior del cuello. Se propaga durante unos 3 días, hasta llegar a las manos y los pies. Por lo general, dura entre 5 y 6 días hasta que se desvanece.

Las personas infectadas pueden transmitir el sarampión desde cuatro días antes hasta cuatro días después de que aparezca el sarpullido.

También se debe tener en cuenta que el virus puede vivir en el aire hasta dos horas después de que la persona infectada se haya ido del área.

El sarampión afecta más a los niños pequeños por su estado inmunitario inmaduro, señaló Fernando Burgos, miembro del departamento científico de la Fundación Vacunar. Al recibir las vacunas o por una cuestión de inmunidad colectiva, los niños mayores de 6 años están en menor riesgo de tener la infección.

“El sarampión tiene un índice de transmisión muy alto. Por eso, si solo hay 1 ó 4 casos, siempre la situación es preocupante ya que podría haber más enfermos si la cobertura de inmunización no se mejora en la región”, expresó Burgos.

La infección puede provocar complicaciones que pueden incluir:

-ceguera
-encefalitis (una infección que causa una inflamación cerebral)
-diarrea grave y la consiguiente deshidratación
-infecciones del oído
-problemas respiratorios graves, como la neumonía.

Al tener en cuenta “la gran circulación de personas y de virus en todo el mundo, la mejor estrategia de protección individual y comunitaria es la vacunación. Asimismo, contar con un sistema de vigilancia epidemiológico sensible para detectar los casos de manera oportuna y dar respuesta rápida a los brotes son acciones estratégicas para sostener el logro de la eliminación del sarampión en Argentina”, destacó Jané Llopis.

En la Argentina, la vacuna es obligatoria y gratuita en todos los vacunatorios y hospitales públicos. Son 2 dosis de la vacuna Triple Viral. Se deben recibir a los 12 meses y al ingreso escolar (a los 5 ó 6 años).

“Si hay adolescentes y adultos que tienen dudas sobre si han recibido la vacuna para el sarampión, se puede hacer un test serológico que permite conocer si cuentan con anticuerpos o eventualmente deben vacunarse”, aconsejó Burgos.

Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran protegidas por haber estado en contacto con el virus.

Fuente: Infobae

Noticias relacionadas

Normalistas de Cochabamba toman infraestructura y amenazan con intensificar sus acciones de protesta

Paola Ticona

Campaña lanzada por la Alcaldía multará a ciudadanos que abandonen a sus mascotas debido al intenso frío

ATB Usuario

Presidente Arce comienza el 2024 inaugurando obras de electrificación en el Cono Sur cochabambino

Cristal Vergara Capo