ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Cultura

Jhonny Michel, el músico que revive las noches sucrenses de antaño

La Paz, 12 de may 2024 (ATB Digital).- Jhonny Michel Echalar nació en Zudáñez, Sucre, el 11 de abril de 1944. Su pasión por la música inició desde su niñez, el primer instrumento que aprendió a tocar fue una guitarra, después se interesó por el piano. Sin embargo, su carrera musical profesional comenzó en 1986, cuando debutó en el famoso Piano Bar, un prestigioso local que se encontraba al lado de la Casa de la Libertad (CDL). Desde entonces no ha dejado de hacer música, a la cual define como una forma de vida que alimenta el espíritu y alegra la vida.

La Sucre de antaño no parece lejana a la Sucre de hoy, sus calles coloniales todavía adornan la ciudad. El clima apacigua las noches bohemias, en las que jóvenes y adultos participan con gran algarabía. El sonido de la música, folklore, rock, boleros y música actual, se oye en las avenidas y carreteras. Don Jhonny Michel Echalar dice, mientras parece perderse en sus recuerdos, que a pesar de todo (el tiempo, la edad, el cansancio) todavía se oye en uno que otro local el sonido del armonio.

El armonio, en sus inicios, también fue llamado ‘órgano expresivo’, por las lengüetas libres y el sonido especial que produce cuando se interpreta alguna melodía. Ese instrumento, en el Sucre de antaño, era el más usado entre los músicos de la época. Uno de ellos fue Casiano Tejada, destacado intérprete del armonio en las décadas de 1940 a 1970. Uno de esos caprichos de la vida hizo que ese aparato musical llegue a las manos de don Jhonny Michel. Pero no fue fácil llegar a él.

Después de su debut en el Piano Bar integró un pequeño conjunto musical donde aprendió a manipular otros instrumentos, como el acordeón y el órgano. También tocó en mariachis. La primera serenata que ofreció fue a la Virgen de Guadalupe en el festival Serenata Musical, que se inauguró en 1988. Entre las agrupaciones que integró se encuentran Águilas Negras, El Mariachi de Cosio, por mencionar algunas.

Uno de esos días, ataviado por su agenda de músico, una señora le ofreció venderle un armonio que se encontraba deshecho, pero tenía las lengüetas completas. Ese instrumento fascinó a don Jhonny y, a pesar de la negativa de su esposa, adquirió la herramienta de trabajo.

“El armonio lo tengo desde el año 1980, le pertenece a don Casiano Tejada. Él lo había dejado con don Ángel Quisbert, a esa casa fui a tocar y la señora me lo ofreció, así es como lo obtengo. Si se ponen a escuchar las grabaciones de don Casiano Tejado, identificarán con claridad el sonido del armonio, es el mismo”, contó.

El músico reconoce que, a pesar del tiempo, su amor hacia aquel instrumento creció aún más porque también le trae recuerdos de aquellos viejos tiempos, fines de semana, feriados y, a veces, días particulares, en que sólo hacía falta oír el sonido del armonio y un vaso de una buena chicha para alegrar la vida.

Este año, don Jhonny Michel cumple 80 años, pero eso no ha sido impedimento para que siga haciendo lo que más ama, música. Para él su trabajo es una terapia, es feliz siempre en los eventos donde recibe una atención de primera, bebida, comida y, sobre todo, el cariño de quienes disfrutan de su música.

Cual hacedor de magia para el alma, revela que descubrió el motivo por el cual sigue vivo. “Cuando haces lo que amas, eres feliz, la felicidad te da vida y si vives disfrutando cada instante, no hay enfermedad que te pueda derrumbar, por eso me siento satisfecho”, agregó.

Su repertorio es variado, pero las canciones que casi siempre suele interpretar son Destacamento 111, las cuecas Flor de Chuquisaca y Cueca 111, los bailecitos Clavelina y Noches de Sucre. Sus actuaciones están dedicadas, en todo momento, a su querida Zudáñez, a la tierra que lo vio nacer y a sus paisanos que no dejan de apoyar su arte. Fiel a su público, prepara un disco que saldrá a la luz el 25 de mayo.

Todas esas emociones de las que habla don Jhonny Michel se sienten y se viven mejor en la Ciudad Blanca, Sucre. Una de esas noches presencié su show, estaba en compañía de su fiel amigo y aliado musical, Casiano Sánchez. El sonido del armonio llegó no sólo al mío, sino a varios corazones. Algunos más, otros quizá menos, recordaron aquellos tiempos en los que se era feliz compartiendo momentos con amigos y seres queridos.

Fuente: Ahora El Pueblo

Noticias relacionadas

Herramientas de IA que te ayudan a trabar con Excel

Cristal Vergara Capo

Tetris, el videojuego más exitoso de todos los tiempos, celebra 40 años: hechos interesantes y curiosidades sobre su historia

Cristal Vergara Capo

Autoridades de Bolivia y Colombia se juntan en La Paz para coordinar esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico

ATB Usuario