Simpatizantes de Bolsonaro le manifiestan apoyo mientras se recupera de la COVID-19

Brasil, 20 jul 2020 (ATB Digital).- Cientos de simpatizantes del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro se reunieron este domingo en Brasilia para manifestarle su apoyo, mientras el mandatario se recupera de la covid-19.

Ataviados con los colores de la bandera de Brasil, los manifestantes desfilaron por la Explanada de los Ministerios, en el corazón de la capital, portando símbolos patrióticos, cruces e imágenes del presidente, que aparenta estar en buen estado de salud, reposando en la residencia oficial.

Sus críticas fueron dirigidas principalmente a los gobernadores de los diferentes estados brasileños que apelaron al aislamiento social para frenar la propagación del virus, medidas que desde el inicio de la pandemia fueron criticadas por Bolsonaro.

"Hago cualquier cosa para apoyar a Bolsonaro, porque estoy cansada de ver cómo lo boicotean con mentiras", dijo a la AFP Sonia Delfine, profesora de Derecho que dice haber viajado más de 400 kilómetros en motocicleta desde Uberlandia, en Minas Gerais, para participar en el acto, que reunió personas de diferentes estados.

Los manifestantes se aglomeraron en varios puntos de la amplia avenida, y si bien la mayoría vestía mascarillas de protección, muchos las llevaban en el cuello o directamente iban con la cara descubierta.

Uno de ellos era el ingeniero Angelo Luis.

"Nuestro Brasil es un país cristiano y nosotros apoyamos a Bolsonaro, porque después de muchos años, tenemos un presidente que sí está alineado con nuestras creencias", dijo Luis.

"Mala suerte" con la pandemia, dice Bolsonaro
Tras presentar síntomas leves, Bolsonaro anunció el 7 de julio que contrajo el nuevo coronavirus y desde entonces cumple una agenda remota desde el Palacio de Alvorada, la residencia oficial en Brasilia.

Desafiando nuevamente los protocolos, al caer la tarde este domingo caminó por los jardines del palacio al encuentro de decenas simpatizantes, que lo aguardaban desde el otro lado de un estanque de agua, a una distancia de más de dos metros.

"Tuvimos mala suerte con esta pandemia, pero saldremos de esta. Tenemos un excelente equipo de ministros, empezando por el de Salud [el general Eduardo Pazuello]. Está funcionando", afirmó el mandatario ante sus seguidores, bajándose la mascarilla al hablar.

La AFP preguntó a la Presidencia si Bolsonaro repitió el examen para saber si todavía es portador del virus, pero Planalto se limitó a decir que informará "oportunamente" sobre "nuevos exámenes".

El último test que fue divulgado, el miércoles pasado, había resultado positivo.  

El mandatario de ultraderecha, un excapitán del Ejército que llegó a calificar el virus de "gripecita", ha sido duramente criticado por su gestión de la crisis sanitaria, que se ha cobrado casi 80.000 vidas y ha contagiado a más de 2 millones de personas en el país.

Además de participar en actos públicos sin máscara, en medio de aglomeraciones, el presidente despidió en plena crisis a dos ministros de Salud y ha promovido la cloroquina e hidroxicloroquina como tratamientos contra la covid-19, pese a que no existen evidencias científicas que comprueben su eficacia.

Contrariando la opinión de numerosos especialistas, el Ministerio de Salud de Brasil recomienda a los médicos su prescripción desde las fases tempranas de la enfermedad y el propio Bolsonaro afirma haber tomado el remedio.

Bolsonaro cuenta con un 32% de aprobación entre los brasileños, pero también cosecha un rechazo de 44%, según una encuesta de la consultora Datafolha realizada a fines de junio.

(AFP)

Página procesada en: 0,44 segundos.