ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Internacional

¿Qué hacen más de 1.000 militares de EEUU en Perú?

¿Qué hacen más de 1.000 militares de EEUU en Perú?

Perú,14 junio 2023(ATBDigital).-Más de 1.000 militares estadounidenses llegaron a Perú para capacitar a militares y policías locales en el marco del ejercicio Resolute Sentinel 2023. La investigadora Tamara Lajtman dijo a Sputnik que Washington ve una necesidad de “controlar territorialmente y militarmente” al país andino ante un distanciamiento de Colombia.
Una resolución aprobada por el Congreso de Perú habilitó el ingreso de más de 1.000 militares estadounidenses y armas de guerra al país, en el marco del ejercicio militar denominado Resolute Sentinel 2023, cuyo objetivo es brindar capacitación en las áreas de combate y respuesta a desastres a los efectivos peruanos.
La resolución RL 131757 habilita el ingreso de un total 1.172 militares, divididos entre la Fuerza Aérea (USAF), la Fuerza Espacial (USSF) y las Fuerzas Especiales de Estados Unidos coordinadas por el Comando Sur, durante un período de 90 días que tiene como fecha de finalización el 29 de agosto de 2023.
En un diálogo con Sputnik, la doctora en Ciencias Sociales e investigadora del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), Tamara Lajtman, señaló que la operación se vuelve llamativa por la cantidad de efectivos que llegan al país suramericano, el uso de “armas mucho más pesadas” que en otros ejercicios similares e incluso los entredichos que ha tenido la presidenta peruana, Dina Boluarte, con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la represión a las protestas.

En efecto, la lista de armas anunciada por la Casa Blanca incluye lanzacohetes, minas antipersonales, torpedos Bangalore para demolición, ametralladoras y explosivos, entre otros.

Lajtman reconoció que el ingreso del contingente estadounidense “no representa ningún tipo de violación constitucional en Perú” y que este tipo de acciones se da “de forma bastante continua por lo menos desde hace 20 años”, pero consideró que la llegada masiva de militares de Estados Unidos puede ser vista como “una pérdida de soberanía”.
Un relacionamiento histórico
No es la primera vez que Washington busca un acercamiento a Perú en materia de seguridad. La investigadora remarcó que desde hace décadas la unidad Corah, correspondiente al control de narcóticos, recibe el apoyo del Gobierno estadounidense. La unidad incluso recibió mayor colaboración desde el país norteamericano en el último tiempo.
Lajtman señaló además que existen “más de 30 bases militares y policiales donde las fuerzas de seguridad estadounidenses tienen acceso”. La lista incluye algunas bases militares y policiales, algunas escuelas de formación policial y los Centros de Operaciones de Emergencia Regional (COER).

Una investigación de la CELAG reveló que Perú se posiciona como el tercer receptor de asistencia militar y policial de la región, después de Colombia y México, y destaca que más de 23.000 miembros de las fuerzas de seguridad de Perú fueron capacitados por Estados Unidos entre 2000 y 2019. Durante ese periodo, el Gobierno estadounidense ha invertido 1.842 millones de dólares en asistencia militar en el país latinoamericano.
La elección de Perú “no es casual”
A diferencia de Colombia o México, Perú no cuenta con un Plan Colombia o una Iniciativa Mérida, programas de cooperación en seguridad acordados con Estados Unidos para combatir el crimen organizado y el narcotráfico. Sin embargo, Lajtman aseguró que “en términos más políticos y geopolíticos, a lo largo de este siglo el país fue, junto a Colombia, un bastión para frenar los procesos de cambio en la región andina”.

La especialista consideró que la elección de Perú como sede del Resolute Sentinel 2023 “nunca es casual”, dado que “siempre implica una demostración de poder territorial”.
A su vez, la llegada al poder de Gustavo Petro en Colombia “va poniendo trabas” a la presencia de militares estadounidenses, lo que vuelve a Perú “aún más relevante” para Washington.
La ayuda humanitaria como excusa
Pero no todo es asistencia directa a las fuerzas de seguridad. Lajtman señaló que los COER, instalaciones destinadas al monitoreo de desastres naturales, “vienen siendo en los últimos años una de las principales excusas para intervenir” tanto en Perú como en otros países.
“Las instalaciones tienen el apoyo para la construcción del Programa de Asistencia Humanitaria del Comando Sur y, aunque son coordinados formalmente por personal tanto civil como militar peruano, reciben entrenamiento y acceso a tecnología —de sistemas de radares— del Comando Sur”, explicó, recordando que este tipo de centros están distribuidos “a lo largo y ancho del territorio” y “abarcan un espectro muy grande del control territorial”.
El ejercicio Resolute Sentinel sería parte de la misma lógica. Bajo la ayuda humanitaria se justifica este tipo de ejercicio y se logra “invisibilizar bastante los procesos de adoctrinamiento”. Para la experta, la ayuda humanitaria y la colaboración ante desastres facilita que sea menos visible el carácter militar de la asistencia y que parezca una colaboración más económica o para el desarrollo.

Sputnik

Noticias relacionadas

Castración química para violadores reincidentes tiene luz verde en comisión del Senado de Brasil

Cristal Vergara Capo

Israel creará una supercomputadora para entrenar grandes modelos de inteligencia artificial

ATB Usuario

Cura que organizó una orgía gay con drogas es condenado a año y medio de cárcel

Cristal Vergara Capo