ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Sociedadsociedad

La Alcaldía de El Alto detiene obra ilegal al filo de un precipicio

La Paz, 17 de ene 2024 (ATB Digital) .- Una construcción ilegal que iba a ser emplazada cerca del monumento del Sagrado Corazón de Jesús y Faro Murillo, al filo de un precipicio, fue paralizada este miércoles por la Alcaldía de El Alto. Los propietarios habían, ya, plantado nueve machones. 

Los movimientos de tierra amenazaban a una de las torres de Mi Teleférico y a unas 20 casetas de los amautas. La denuncia fue realizada por la empresa estatal a través de una nota a la Subalcaldía del Distrito 1.

“En octubre llegó una denuncia de Mi Teleférico, preocupado por la seguridad de una de sus torres (cerca del Faro Murillo), porque se hizo movimientos de tierra en lugares que no corresponden. Por ello notificamos a los propietarios, que hasta la fecha no se hicieron presente. Ayer, martes, se les citó para las 08.00 de hoy (miércoles), pero tampoco se presentaron. Por ello se procedió a la paralización de la obra”, explicó la subalcaldesa del Distrito 1, Nayda Veizaga.

Tras la intervención, los funcionarios municipales pegaron el precinto de “Construcción clandestina paralizada”, en una de las puertas del inmueble, que queda enfrente del monumento al Sagrado Corazón de Jesús, a minutos de la Ceja.

Veizaga ratificó que la obra está en territorio municipal alteño y que unas 20 casetas de los amautas están en riesgo. “No se puede mover tierra en el límite, (de un precipicio), donde no hay tierra esto va a caer, va a ceder”, alertó.

La familia Vargas, dueña de la casa, hizo construir nueve machones a menos de dos metros del precipicio, que queda en la parte posterior de las casetas de los amautas. Allí también está una de las torres de la Línea Plateada de Mi Teleférico.

Romer Blanco, funcionario de la Unidad Integral en Gestión de Riesgo de Mi Teleférico, confirmó que en octubre de 2023 reportaron a la Alcaldía de El Alto sobre la edificación de los pilares. “Toda construcción debe estar en el marco de la legalidad y eso hicimos notar al municipio”, afirmó.

CLANDESTINA

Los propietarios que impulsaron la construcción clandestina manejan diferentes versiones sobre la edificación. “Tengo la potestad de proteger mi área, porque es mío”, indicó Luis Vargas, dueño de la casa.

El hombre, que no pudo precisar cuántos metros tiene su propiedad, añadió que los yatiris pretenden invadir su terreno.

Veizaga dijo que en un principio esa familia alegó que iba a construir los machones para proteger a sus animales.

La Subalcaldía del Distrito 1 espera que en unos 30 días se pueda tener la autorización para la demolición de la obra clandestina.

Fuente: La Razón

Noticias relacionadas

Canciller brasileño inicia visita oficial a Bolivia y se reúne con Huanacuni

EE.UU. intenta recuperar el ‘patio trasero’ en su guerra contra China

Claudia Cuarite

En lo que va del año, 104 mujeres fueron víctimas de feminicidio