ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Bienestar

Una prueba recién desarrollada podría ayudar a las mujeres embarazadas a identificar el riesgo de preeclampsia

Mundo, 06 de may 2024 (ATB Digital).- Un pico potencialmente peligroso en la presión arterial conocido como preeclampsia puede ocurrir en 1 de cada 25 embarazos, pero una prueba precisa para detectar a las mujeres con el riesgo más alto sigue siendo difícil de alcanzar.

Ahora, investigadores canadienses de la Universidad Laval en la ciudad de Quebec dicen que han desarrollado un algoritmo que parece hacer precisamente eso. 

En su estudio de más de 7,000 mujeres embarazadas, la prueba superó a las medidas estándar para identificar embarazos de alto riesgo.  

Esa podría ser una gran herramienta para los médicos, que pueden aconsejar a estas mujeres que tomen aspirina diaria en dosis bajas para reducir sus probabilidades de preeclampsia.

“Con este nuevo modelo de evaluación, las decisiones de tratamiento se basaron en el riesgo personal de cada individuo”, señaló el autor principal del estudio, el Dr. Emmanuel Bujold, profesor de obstetricia y ginecología de la universidad. 

“Con su riesgo personal calculado, es mucho más fácil para una mujer tomar la decisión correcta”, explicó. “Por ejemplo, si elige tomar aspirina diaria en dosis bajas, es mucho más probable que lo haga porque se basa en una prueba de detección personalizada”.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 6 de mayo de la revista Hypertension.

La preeclampsia se define como un aumento peligroso de la presión arterial durante el embarazo, es decir, por encima de 140/90 mm Hg. La preeclampsia no controlada es una de las principales causas de muerte materna en todo el mundo.

Para la madre, la preeclampsia puede causar dolores de cabeza, cambios en la visión e hinchazón de las manos, los pies, la cara o los ojos. También puede manifestarse como un declive en el bienestar fetal, señaló la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA) en un comunicado de prensa.

“La preeclampsia es una de las enfermedades más graves del embarazo, y podría conducir a un parto prematuro y/o a la muerte materna”, señaló Bujold en el comunicado de prensa. 

Si bien la preeclampsia puede comenzar a desarrollarse en el primer trimestre, a menudo no aparece hasta la semana 20 o más allá. 

En este momento, las directrices basadas en ciertos factores de riesgo (antecedentes de preeclampsia, hipertensión crónica, diabetes tipo 2, enfermedad renal crónica o lupus) son señales utilizadas por los médicos para sugerir que una mujer podría necesitar tomar aspirina diaria para reducir el riesgo.

La aspirina también se recomienda para las mujeres con dos factores de riesgo “moderados” de preeclampsia. Entre esos factores de riesgo se encuentran la raza negra; tener una madre o hermana que también haya tenido preeclampsia durante el embarazo; obesidad; embarazo por fecundación in vitro (FIV); o estar embarazada por primera vez (la preeclampsia es más común en los primeros embarazos).

“Siguiendo esas directrices, casi todas las mujeres negras deben tomar aspirina durante el embarazo, al igual que alrededor de un tercio de todas las mujeres de otras razas y etnias”, explicó Bujold. 

Pero, ¿y si hubiera una forma aún más precisa de detectar a las mujeres en riesgo?

Para averiguarlo, el grupo de Bujold recurrió a un modelo desarrollado por la Fundación de Medicina Fetal. Emplea una combinación de antecedentes maternos, ecografías y pruebas de biomarcadores sanguíneos para detectar el riesgo de preeclampsia en las mujeres.

El grupo de estudio incluyó a más de 7,000 mujeres canadienses embarazadas con una edad promedio de 29 años, todas observadas durante embarazos por primera vez.  

El equipo de la ciudad de Quebec encontró que el algoritmo de la Fundación, utilizado entre las semanas 11 y 13 de embarazo, tenía una precisión de alrededor del 63 por ciento en la predicción de la preeclampsia prematura (que ocurre antes de las 37 semanas de gestación).

Fue incluso mejor en la detección de la preeclampsia temprana (que ocurre antes de las 34 semanas de embarazo), con una tasa de precisión del 77.3 por ciento, dijeron los investigadores.

Compare eso con la precisión de las pautas basadas en factores de riesgo del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés). Ese modelo de predicción tuvo una tasa de precisión de un 61.5 por ciento para predecir la preeclampsia prematura, y una precisión de un 59.1 por ciento para predecir la preeclampsia temprana, anotó el equipo de Bujold.

Además, el modelo del ACOG tuvo una tasa de falsos positivos del 34.3 por ciento, lo que significa que un tercio de las mujeres a las que se les había dicho que tenían un riesgo alto de preeclampsia en realidad no lo estaban.  

“Esto sería más del doble de la tasa de falsos positivos del modelo de evaluación de la Fundación de Medicina Fetal”, anotó la AHA en el comunicado de prensa.

Un medio más preciso de predecir la preeclampsia sería obtener aspirina diaria en dosis bajas a las mujeres que la necesitan. La AHA dijo que el régimen de aspirina puede reducir las probabilidades de preeclampsia hasta en un 53 por ciento.

Un experto que no participó en el estudio dijo que el nuevo algoritmo podría resultar extremadamente valioso.

“Dado que los riesgos de preeclampsia pueden estar influenciados en gran medida por la salud antes del embarazo, la capacidad de un modelo de detección para ser aplicado en las primeras etapas del embarazo es muy útil y puede iniciar conversaciones entre el médico y el paciente sobre estrategias para optimizar la salud del corazón”, dijo la Dra. Sadiya Khan. Es presidenta del grupo de redacción de la última declaración científica de la AHA sobre la optimización de la salud cardiovascular antes del embarazo para mejorar los resultados en las personas embarazadas y posparto y en la descendencia.

Sin embargo, hay algunos obstáculos que superar antes de que la prueba de la Fundación pueda convertirse en la corriente principal.

“Siguen existiendo desafíos con la implementación de modelos como este, que integran biomarcadores que no se evalúan de forma rutinaria y que quizá no estén ampliamente disponibles, sobre todo entre las personas de las poblaciones vulnerables, que son las más propensas a tener el riesgo más alto de preeclampsia prematura”, señaló Khan en el comunicado de prensa de la AHA.

Fuente: INFOBAE

Noticias relacionadas

Padres son criticados en redes sociales por su reacción ante el sexo de su hijo

Ana Luisa Mamani Condori

El G20 no logra ponerse de acuerdo sobre la renuncia paulatina a los combustibles fósiles

ATB Usuario

El Tata del Gran Poder ya luce su nuevo manto

Cristal Vergara Capo