Toque de queda en Tulsa antes de un mitin de Trump

Toque de queda en Tulsa antes de un mitin de Trump

EEUU, 19 jun 2020 (ATB Digital).- El alcalde de Tulsa decretó un toque de queda en un perímetro de varias calles para evitar disturbios en esa ciudad del estado de Oklahoma, que acoge el sábado un mitin electoral del presidente Donald Trump.

El toque de queda, que sólo afecta la zona en la que el mandatario dará su discurso, comenzó el jueves por la noche y durará hasta el domingo por la mañana, con una interrupción durante la celebración del mitin.

Todas las calles que rodean el perímetro estaban cerradas a la circulación con bloques de cemento este viernes.

La decisión municipal obligó a las decenas de seguidores de Trump que llevaban días haciendo cola para estar en las primeras filas del mitin a recoger sus tiendas de campaña y toldos y a desplazarse hasta la zona autorizada.

Para justificar el toque de queda, el alcalde de Tulsa, G.T. Bynum, dijo haber recibido información sobre la posible llegada a la ciudad de "individuos de grupos organizados que han estado implicados en episodios violentos y destructivos en otros estados".

Stephen Corley, un seguidor de Trump de 19 años, que espera con los demás bajo la lluvia, se dice más preocupado por las manifestaciones de "izquierdistas extremistas" y "alborotadores" del movimiento antirracista Black Lives Matter que por la covid-19.

Como casi todos los presentes, el joven no lleva mascarilla, aunque asegura que lo hará durante el mitin si es obligatorio. "No voy a dejar pasar la oportunidad de mi vida (...) de ver a Trump por negarme a llevar una mascarilla", dice.

El propio presidente amenazó en Twitter a los "manifestantes, anarquistas, saqueadores y los delincuentes que van a Oklahoma".

"Deben entender que no se os tratará como en Nueva York, Seattle o Minneapolis. ¡Será muy diferente!", tuiteó, en referencia a las manifestaciones a veces violentas que ocurrieron hace poco en esas ciudades.

Se espera que más de 100.000 personas viajen entre el viernes y el sábado a Tulsa.

Trump había elegido este 19 de junio, fecha simbólica en la que se conmemora el final de la esclavitud en Estados Unidos en 1865, para celebrar su mitin, pero lo aplazó al sábado ante las críticas recibidas.

Tulsa está marcada por el recuerdo de una de las peores matanzas raciales de la historia del país, en la que 300 afroestadounidenses fueron masacrados por una turba blanca en 1921.

Este año el recuerdo del final de la esclavitud llega en un contexto de fuertes tensiones raciales tras la muerte de varios ciudadanos negros durante intervenciones policiales.

(AFP)

Página procesada en: 0,53 segundos.
Tiempo: 0.5431 segundos.