ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Crisis Rusia-Ucrania

“Yo no veo a Rusia como el enemigo”: los ucranianos que apoyan la invasión rusa en el disputado Donbás

"Yo no veo a Rusia como el enemigo": los ucranianos que apoyan la invasión rusa en el disputado Donbás

Ucrania, 9 de mayo 2022 (ATB Digital).- Las opiniones entre los residentes de Bajmut, una población en la primera línea de la región de Donbás, en el este de Ucrania, están cada vez más divididas, dejando a la luz un conflicto de lealtades.

A veces, aparece como un susurro. Más a menudo, se esconde tras eufemismos, encogimientos de hombros, y respuestas cuidadosamente ambivalentes. Aunque, de vez en cuando, se expresa un feroz sentimiento prorruso, como el sonido de una escopeta, en las verdes colinas de Donbás.

“Este es territorio ruso. Ucrania es el ocupante acá”, dice un hombre con overoles, parado junto a un grupo de trabajadores del municipio. Habían estado retirando malezas en Bajmut, una ciudad ucraniana actualmente dentro del alcance de las ondas sonoras de la artillería rusa.

Y el hombre no era el único expresando su desprecio por la integridad territorial de Ucrania. Junto a él, Yelena, de 65 años, simplemente manifestaba sus posiciones en términos más ambiguos.

“Yo personalmente no conozco a Putin, así que no puedo decir qué pienso de él. Pero no veo a Rusia como el enemigo. Todos vivíamos juntos bajo la Unión Soviética. Así que veremos qué pasa [si Rusia ocupa la población]”, explica.

Ucranianos étnicamente rusos

La noción de que Ucrania se mantiene indiscutiblemente unida en su oposición a la invasión rusa puede ser cierta para la mayoría del país. Pero aquí en el Donbás, hay una amplia minoría étnica rusa, una dolorosa historia de 8 años de conflicto separatista contra milicias apoyadas por Rusia y, particularmente para una generación mayor, una poderosa nostalgia por la Unión Soviética.

El resultado es un conflicto de lealtades cada vez más tenso, en el que al menos algunos de los residentes de Bajmut -un paso clave para aquellas personas que escapan de la región de Luhansk, más al este-, apoyan abiertamente la última invasión rusa.

“Putin es un hombre inteligente, un hombre inteligente de la KGB (el servicio de inteligencia de la desaparecida URSS)”, dijo una ingeniera retirada de 80 años mientras se sentaba en la cocina de una cafetería local pelando papas. En el caso de que los rusos se tomaran la población, no “me haría ninguna diferencia”, susurró, antes de quedarse en silencio cuando una de sus colegas entró en la cocina.

“Soy una creación de la Unión Soviética. Todos vivíamos juntos en esos días y tengo familiares en todas partes. No te diré lo que pienso de Putin”, dijo otra mujer étnicamente rusa, parte del grupo de trabajo que se preparaba para plantar hileras de árboles jóvenes a la entrada de Bajmut.

Noticias relacionadas

Putin acusa a Occidente de desestabilizar los Balcanes

Al menos 37 muertos en la explosión de un edificio en Rusia

Rusia pidió a Armenia y Azerbaiyán parar el derramamiento de sangre y poner fin a las hostilidades

Cristal Vergara Capo