ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Ciencia

Argentina está entre los 10 países del mundo con mayor desarrollo en biotecnología

Argentina, 02 de dic 2023 (ATB Digital).- El relevamiento de empresas biotecnológicas y nanotecnológicas informó que en todo el país hay 380 compañías y startups. Además, la ciencia argentina se ubica como líder regional. Dónde se encuentran los principales polos tecnológicos.

La ciencia argentina ha demostrado, en más de una oportunidad, que se encuentra a la vanguardia. Y tras los resultados del primer Primer Censo Biotecnológico y Nanotecnológico, esta afirmación se confirma. Es que las empresas de base tecnológica han impulsado al país hasta el top 10 mundial y el primer puesto a nivel regional, según una comparación realizada con el observatorio de firmas biotecnológicas de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

El censo nacional fue realizado gracias a un trabajo conjunto de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) con la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB), el Consejo Federal de Inversiones y el Centro de Investigaciones para la Transformación de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

El relevamiento determinó que en todo el país se desarrollan 340 empresas biotecnológicas y 41 nanotecnológicas (381 en total) que destinan su trabajo a la provisión de productos y servicios.

En ese sentido, señalaron que “las empresas biotecnológicas poseen 146 plantas productivas en Argentina”, de las cuales más del 60% cuentan con el certificado de buenas prácticas de manufactura, mientras que “el 27% cumple normativas sanitarias y regulatorias para la exportación a otros países del mundo”.

“El Censo permitió captar el auge emprendedor que se verifica en la biotecnología argentina, ya que el 43% de las firmas del sector (146 empresas) tiene menos de 7 años de vida, con una creciente presencia e incidencia de los fondos de venture capital y company builders del sector como vehículos claves para su creación y desarrollo inicial”, como son Grid Exponencial, SF500, Aceleradora Litoral y CITES, según indicaron desde la Agencia I+D+i.

Asimismo, en lo que se refiere al “número de startups identificado por el Censo, pone a Argentina a la cabeza en América Latina en materia de nuevas empresas basadas en tecnologías profundas (deep tech)”.

En palabras de Federico Trucco, actual presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología, “el censo es un trabajo muy valioso que permite visualizar la dinámica virtuosa del sector, medir el impacto de las políticas públicas y lo que tenemos que mejorar para que la biotecnología continúe creciendo en forma acelerada”.

Lo cierto es que todas estas empresas realizan servicios vinculados a la investigación, desarrollo de productos y/o procesos, y el uso en el proceso productivo. Las empresas biotecnológicas se dedican a especialidades tales como: ADN-r; proteínas y moléculas; cultivo de células y tejidos; ingeniería; biotecnologías de proceso; vectores génicos y ARN; y bioinformática.

Mientras que las consideradas nanotecnológicas se especializan en: síntesis química; producción bacteriana; obtención de nanomateriales; nanoencapsulado; ingeniería para la aplicación superficial; micromolienda; técnicas avanzadas de caracterización; y manobiotecnologías.

Todos estos aspectos que, a simple vista, pueden parecer extraños o ajenos a la realidad cotidiana, pero se centran en, al menos, seis puntos generales que son conocidos. En el caso de las empresas de biotecnología, la salud humana (73) es el principal objeto de aplicación (con el consiguiente beneficio para la sociedad), le sigue la salud animal (34), la biotecnología agropecuaria (77); el procesamiento industrial (41); aquellos referidos al ambiente, la energía y los recursos naturales (26); y aplicaciones no específicas (20); las cuales se complementan con otra clase de servicios (29).

Al tiempo que en la nanotecnología, la salud humana sigue al frente (13); seguida por la animal (5); la destinada a la agroindustria (7); la referida a la industria química, petroquímica y materiales biobasados y/o biodegradables (5); al ambiente, energía y recursos naturales (6); procesamiento industrial (6) y cierran la escala aquellas vinculadas con la electrónica y las aplicaciones no específicas, con uno cada uno.

Dónde se encuentran estas empresas

“Tanto la biotecnología como la nanotecnología se encuentran diseminadas en diversas provincias de Argentina”, indicaron en el documento emitido por la Agencia I+D+i, que dirige Fernando Peirano. Sin embargo, existen polos tecnológicos, que se concentran en cuatro distritos: la provincia de Buenos Aires, CABA, Córdoba y Santa Fe, debido a que cuentan con el mayor número de compañías.

Dicho en números, del total de empresas biotecnológicas, la provincia que se encuentra a la vanguardia es Buenos Aires (28% del total de empresas), le siguen la Ciudad de Buenos Aires (25%), la Provincia de Santa Fe (22%) y la provincia de Córdoba (15%). Completan la nómina: Mendoza (8), Tucumán (5), Misiones (4), Entre Ríos (4), Salta (2), Santiago del Estero (2), Chaco (2), Chubut (1), Formosa (1), Jujuy (1), La Rioja (1), San Luis (1) y Tierra del Fuego (1).

En tanto, en lo que se refiere a la nanotecnología, los puestos se mantienen casi inmutables, con Buenos Aires (40%), CABA (27%), Córdoba (12%) y Santa Fe (6%) representando el 75% del total nacional, que se complementa con compañías en Mendoza (3), Misiones (3), Río Negro (2) y San Juan (1).

Del laboratorio a los servicios

La ciencia, desde hace décadas, comenzó a dejar de focalizarse únicamente en los laboratorios para extender sus conocimiento hacia las empresas. Incluso, los propios científicos decidieron convertir su conocimiento en compañías.

De esta manera, el censo logró identificar “una relación clave con el ecosistema científico tecnológico tanto de las startups como de las compañías maduras del sector”, las cuales “utilizan en una proporción altísima la vinculación tecnológica con universidades públicas nacionales (42%) y con otras unidades científicas de la red CONICET (46%) para diversos propósitos como el codesarrollo de actividades de I+D, el testeo, prueba y/o ensayos de producto, el acceso a equipamiento o infraestructura y la transferencia tecnológica”.

Esta relación generó réditos económicos ya que según los datos del informe, la biotecnología argentina generó ventas en 2022 por 1.323 millones de dólares, exportó 216 millones de dólares y alcanzó los 19.821 puestos de trabajo, de los cuales 2.072 corresponden a personal dedicado exclusivamente a actividades de investigación y desarrollo, invirtiendo 91,4 millones de dólares en actividades de innovación (6,9% de las ventas).

En tanto, “las empresas nanotecnológicas facturaron 88 millones de dólares y exportaron cerca de 5 millones de dólares, alcanzando los 961 puestos de trabajo de los cuales 117 corresponden a personal en actividades de I+D, invirtiendo 1,8 millones de dólares en actividades de innovación (9,7% de las ventas)”.

Más allá de esta situación, las empresas advirtieron cuáles fueron los factores que fueron “percibidos como obstáculos a la innovación” durante el período 2020-2022. En ese sentido, destacaron “el contexto macroeconómico y las dificultades de acceso a insumos importados no producidos en el país (85%), el acceso a financiar la innovación (73%) y a la infraestructura adecuada para la I+D o el escalado productivo (62%), así como también dificultades regulatorias (60%) por largos tiempos de aprobación de productos y registros y sus altos costos”.

De todos modos, estas empresas emplean a más de 20 mil personas y el 27% del personal que trabaja en biotecnología tiene al menos un título de grado universitario, el 6% tiene título de doctor y otro 6% tiene otros títulos de posgrado (maestrías y/o especializaciones).

Mientras que “la participación de mujeres en el empleo total biotecnológico alcanzó el 36% en promedio y el 49% en las empresas de menos de siete años de vida”.

“Estos datos reafirman que la biotecnología se posiciona como una de las actividades que más puestos de trabajo genera en actividades de investigación y desarrollo de la denominada Economía del Conocimiento y de mayor calificación”, resaltaron en el documento.

Vale destacar que el Censo Bio-Nano fue impulsado en forma conjunta por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, la Cámara Argentina de Biotecnología, la Fundación Argentina de Nanotecnología, el Consejo Federal de Inversiones, el Centro Interdisciplinario de Estudios en Ciencia, Tecnología e Innovación y la Universidad Nacional de San Martín y contó con el apoyo de los gobiernos de la provincia de Córdoba y Santa Fe para impulsar el relevamiento de empresas.

La idea es actualizar estos datos en forma bianual para mantener actualizada la información, las perspectivas del sector y su desempeño económico, dijeron los autores del documento.

Infobae

Noticias relacionadas

Jhoselyn Camargo rompe récord nacional en 10K San Isidro, Argentina

Paola Ticona

Pactan envío de 14 MMm3d de gas a Argentina, se pagará más del doble por 4MMm3d

Chile, Argentina y Perú cierran sus fronteras por nueva variante de la COVID-19