ATB RADIO

EN VIVO

ATB Digital
Bienestar

Esto dicen los expertos sobre los beneficios (o no) de besarse

Mundo, 24 de feb 2024 (ATB Digital).- Besarse tiene muchas ventajas afectivas y psicológicas. Con los besos liberamos endorfinas y hormonas, como la dopamina y la oxitocina, que nos ayudan a sentirnos mejor. Esto, además, hace que alivie el dolor y que fortalezca el sistema inmunitario por los intercambios salivares que ayudan a crear anticuerpos.

Hay estudios que señalan que los besos tienen un efecto analgésico y que reduce distintos tipos de dolor. Según han probado diversos estudios científicos, el beso libera endorfinas, hormonas que nos hacen sentir mejor y producen un efecto analgésico. Por eso, si tenemos dolor en alguna parte de nuestra boca como en el resto del cuerpo, besarnos no nos curará pero sí nos puede producir una sensación de alivio. Otro de los beneficios de los besos es que ayudan a reducir el estrés. Según un estudio de la Universidad de Lafayette, en Pennsylvania, los besos liberan sustancias como oxitocinas que favorecen los sentimientos de afecto y bienestar pero también disminuye los niveles de cortisol, considerada la “hormona del estrés”.

¿Más besos y más sexo? 7

Por otro lado, desde el punto de vista sexual, un estudio realizado en Albany, Estados Unidos, en 2018 concluyó que dar besos profundos durante las relaciones sexuales aumenta las probabilidades de tener un orgasmo. Parece ser que los besos, en este ámbito, son más importantes y sensuales para las mujeres, ya que en este mismo estudio se señalaba que el 52,8% de los hombres tendrían relaciones sexuales sin antes besarse, frente al 14,6% de las mujeres.

Besos y salud bucodental

Pero además de todo esto, los besos también tienen efectos positivos para la salud de nuestra boca.

“Sabemos que el acto de besar a una persona, aumenta la estimulación de las glándulas salivales, aumentando la secreción de saliva”, informa a CuídatePlus Fernando Soria, odontólogo reconstructivo y estético. Esto es importante porque “la saliva es el protector natural de los dientes, al contener inmunoglobulinas y minerales capaces de tener un efecto de neutralización de ácidos, de remineralización del esmalte y en lubricación de las mucosas”.

Por tanto, “si un beso aumenta la secreción de la saliva, es un efecto secundario positivo”. Esto es especialmente importante para las personas que tienen sequedad, ya sea por la falta de hidratación, por la utilización de algunos medicamentos o, simplemente, por su propia condición. Con la saliva producida por el beso, estas personas pueden evitar que su boca se reseque.

Aunque no lo parezca, “la boca es un complejo ecosistema donde pueden vivir hasta 700 especies de bacterias”, informa Soria. ¿Por qué? Por sus condiciones, “al ser un ambiente húmedo, con una temperatura moderada y un suministro constante de nutrientes”.

Así, como la boca está llena de microorganismos, es evidente que podemos intercambiar muchos de ellos al besarnos. De hecho, según un estudio, un beso de 10 segundos transfiere la cantidad de 80 millones de bacterias. Y esto es así porque , como bien señala Soria, “el contacto estrecho que exige un beso hace que las bacterias pasen fácilmente de una boca a otra”. La buena noticia es que “la mayoría de estas bacterias son transitorias, por lo que según llegan, las tragamos o las eliminamos sin darnos cuenta”.

Por otro lado, también hay ciertas bacterias y virus que pueden acompañar al intercambio de saliva. Estas son algunas de las posibles infecciones o enfermedades que se pueden transmitir:

  • Resfriados
  • Herpes labial
  • Verrugas
  • Mononucleosis o enfermedad del beso
  • Hepatitis B
  • Meningitis

¿Qué podemos hacer para evitar problemas?

Lo que pueden hacer los miembros de las familias o las parejas para prevenir problemas en este sentido es mantener un estado de salud bucodental ideal.

Además, “si uno de los miembros de la pareja está con una enfermedad activa y contagiosa (gripe, COVID, resfriado, etc) deben de evitar besarse hasta recuperarse”.

“Mayor precaución deben tener aquellas parejas en la que uno de los miembros tenga enfermedad periodontal, para evitar transmitir la bacteria Aggregatibacter actinomycetencomitans, altamente patógena y agresiva para las encías”.

Fuente: CP

Noticias relacionadas

Uno de los cien criminales más buscados de El Salvador es detenido en EE.UU.

Cristal Vergara Capo

Récord olímpico: Sorprendente nadadora de 99 Años rompe tres marcas históricas

Claudia Cuarite

Santa Cruz: Un motorizado cae en un canal de drenaje y sus ocupantes se dieron a la fuga

ATB Usuario